•   Chontales y Siuna, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Policía de Nicaragua ascendió de rango a 37 oficiales en Chontales y a 26 en Siuna, en el marco de su 38 aniversario de fundación.

Los ascensos en grado en Chontales fueron 2 al rango de subcomisionados, 5 efectivos a capitanes e igual cantidad a tenientes, y el resto son subinspectores, suboficiales mayores y suboficiales.

El comisionado general Adolfo Marenco, subdirector de la Policía Nacional, dijo que el ascenso en grado a los 37 oficiales en Chontales no sólo significa reconocimiento al trabajo que realizan, sino también un mayor compromiso con la institución y la comunidad.

"De seguir trabajando para nuestro pueblo", sostuvo.

El jefe de la Policía Nacional de Chontales, comisionado mayor Bayardo Rosales, manifestó que "todo grado viene a fortalecer a  la institucionalidad".

Aseguró que registran un 86 por ciento de efectividad policial, destacando que "venimos cumpliendo la mayor parte de los compromisos de la poblacion" y 30 muertos en accidentes de tránsito.

Siuna

Mientras, 26 oficiales de la delegación departamental de la Policía Nacional del Triángulo Minero, Prinzapolka y Mulukukú fueron ascendidos en grados en un acto presidido por el comisionado general Jorge Cairo Guevara Cajina, Director de la Academia de Policía Walter Mendoza Martínez, Instituto de Estudios Superiores.

Los policías ascendidos en Siuna. Gilberto Artola/ENDEntre los oficiales que fueron ascendidos se encuentran 10 mujeres y 16 varones, entre ellos 2 tenientes, 3 inspectores, 7 subinspectores, 7 suboficiales mayores y 7 suboficiales.

El comisionado general Guevara Cajina, explicó que fue asignado por la jefatura nacional de la Policía para representarlos.

“Para mí siempre ha sido un estímulo que me envíen a esta zona, porque es una zona muy difícil, pero donde se aprende mucho”, comentó.

El jefe policial aseguró que han recibido orientaciones de la jefatura suprema en hacer los mejores esfuerzos de cara a garantizar que la comunidad se sienta segura y tranquila.

Los habitantes de Siuna han exigido a las autoridades militares restablecer el orden luego de una ola de asaltos que han afectado a comerciantes, productores y personas que se movilizan en sus vehículos particulares que ha dejado a varias víctimas heridas.

Una de las zona más peligrosas es la vía Siuna – Waslala, donde se han se han reportado violentos asaltos donde recientemente despojaron a un técnico del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria, (INTA), de su motocicleta y dinero en efectivo, a un contratista de proyectos le robaron prendas de oro, dinero en efectivo y su camioneta, entre otros, se han establecido al menos tres retenes, policiales, donde requisan vehículos particulares, transporte colectivo y selectivo y a sus pasajeros.