•  |
  •  |
  • END

Las protestas para demandar un mejor servicio de energía eléctrica a Unión Fenosa y los secuestros a las cuadrillas de esa empresa desaparecieron este año. La compañía española, de la que el Estado es socio, ha contratado a líderes de los barrios, quienes antes encabezaban los plantones, para que convenzan a sus vecinos de pagar las facturas del servicio eléctrico; la práctica ha sido exitosa, por lo que pretenden llevarla a unos 900 asentamientos del país.

Al menos así lo revelaron miembros de los Consejos del Poder Ciudadano (CPC) de diferentes barrios de Managua a EL NUEVO DIARIO, quienes relataron que ahora que el gobierno tiene el 16 por ciento de las acciones de Fenosa, y después de que los diputados ante la Asamblea Nacional ratificaron el Protocolo de Entendimiento en donde el Estado se compromete a dar subsidios millonarios para mejorar el servicio eléctrico, es necesario promover el pago de la gente.

Emma del Socorro Silva Vallecillo es parte de los CPC de Bello Amanecer, y también es una de las seis personas que Fenosa contrató para que se encarguen de recepcionar el pago de los más de 2 mil 350 clientes que registra en ese sector, según aseguró ella misma, y quien recordó que desde junio del año pasado, cuando lograron acuerdos con la compañía y se instaló un centro de pago, el nivel de la colecta mejoró, y con ello desaparecieron los “apagones” que alcanzaban las 12 horas diarias.

Plan exitoso de Fenosa

“En el transcurso de los ocho o nueve meses que ya tenemos (de haber firmado el acuerdo con Fenosa), pues ya todo Bello Amanecer está normalizado”, expresó Silva Vallecillo, quien recordó que fue Andrés Noguera uno de los precursores para convencer a la gente del barrio de que pagara sus facturas para eliminar los apagones que a diario les recetaba Fenosa, a pesar de que no todos los clientes estaban en mora.

“El convencimiento de la población es tan rotundo que hemos logrado que acuda con los distintos métodos utilizados para cobrar... antes de que hubiera el centro de pago (en Bello Amanecer) había mil 800 personas morosas, que representaban el 92 por ciento de los clientes que no pagan, ahora anda por el cuatro por ciento”, relató Noguera.

Reveló que debido a que la experiencia de Bello Amanecer ha sido exitosa para Fenosa, entonces lo nombraron coordinador del proyecto “De la mano hacia el progreso”, con el cual los personeros de Disnorte–Dissur pretenden ampliar la estrategia desarrollada en ese barrio a la mayor cantidad barrios y asentamientos del país, empezando por Managua, con el apoyo de las organizaciones sociales de cada barrio, incluyendo los CPC.

Primeros 129 asentamientos

Agregó que aunque Fenosa contabiliza 900 asentamientos en el país, a corto plazo y de acuerdo con el proyecto “De la mano hacia el progreso”, se pretende implementar la misma estrategia de cobro de Bello Amanecer en 129 barrios y asentamientos del país, y para eso la empresa seguirá contratando a personas que son considerados líderes dentro de la comunidad, para que sean ellas mismas las que realicen las gestiones de cobro en cada lugar.

El salario promedio de cada contratado por Fenosa es de cuatro mil córdobas, y por lo menos hay 122 plazas, según dijo Noguera, quien no quiso brindar copia del proyecto “De la mano hacia el progreso”, porque aseguró que en los próximos días brindarán una conferencia de prensa al respecto.

Objetivo: mejorar la imagen de Fenosa

Sin embargo, EL NUEVO DIARIO consiguió ese documento, en donde se precisa que el “objetivo” es “elaborar un sistema de gestión participativa entre la comunidad y la distribuidora en los asentamientos para recuperar la cartera del cobro, y así disminuir las pérdidas de energía y la calidad del servicio, además de crear una cultura de pago y mejoramiento de la imagen de la empresa”.

El proyecto fue aprobado por José Luis Pascual y Basilio Zapata, Vicepresidente y Director Comercial de Fenosa, respectivamente; y se aplicará en 14 asentamientos de Managua: Bello Amanecer, “Carolina Calero”, “Jorge Dimitrov”, Las Torres, “Arnoldo Alemán”, 30 de mayo, Anexo “Pedro Joaquín Chamorro”, Nueva Vida, Comarca Xiloá, “René Cisneros”, Villa Israel, “Enrique Smith”, “Walter Ferreti” y Santo Domingo.

CPC confirman pagos de Fenosa

“Ahora hay tres personas a las que Unión Fenosa les está pagando, y se encargan de hacer las gestiones de cobro, ¡pero claro!, estamos esperando mejoras en el barrio, porque el que no paga, hay que cortarlo”, confesó Julio Conrado, Secretario Político del FSLN y responsable del CPC en el barrio “Arnoldo Alemán”.

“Yahoska, Magda y Sorayda son los nombres de las compañeras (contratadas) que están en función de eliminar la cultura que tiene la gente de que a algunos les gusta pagar y a otros no. Es una lucha muy ardua porque aquí sólo pagaba el diez por ciento, pero ahora anda por el 40 por ciento”, expresó Conrado.

Asimismo, comentó que existen conversaciones con Fenosa para expandir esa experiencia en los barrios vecinos: “Laureano”, Comandante “Israel Galeano”, Sabana Grande y Camino del Río, entre otros. “En la última reunión estuvo un licenciado que se llama Germán Pérez, que es el de proyecto de Unión Fenosa, y de parte de los pobladores estaban todos los CPC de la ruta 17, desde las Lomas de Guadalupe, hasta Sabana Grande”, refirió.

En el barrio “Arnoldo Alemán” hay un centro de pago el cual opera en una propiedad conocida como “La Chatarrera”, que según los vecinos del lugar, pertenece al concejal sandinista de la comuna de Managua, Ismael Cardoza Orozco, hermano del también alcalde sandinista de Ciudad Darío, Ángel Rafael Cardoza Orozco.

Cuentan con la bendición de Rappaccioli

Mirna Quintanilla, habitante del barrio “Hilario Sánchez”, también fue contratada por Fenosa para que hiciera gestiones de cobro en ese barrio y en el vecino llamado Las Torres, pero, además, reveló que esa empresa le aprobó otra plaza para contratar a su hijo, luego de que los CPC firmaran, en representación de los pobladores, un convenio para que paguen sus deudas a cambio de que no haya “apagones”.

Incluso dijo que en una reunión que sostuvieron el 11 de marzo pasado en las instalaciones de Disnorte, sobre la Carretera Norte, llegó el ingeniero Emilio Rappaccioli, titular del Ministerio de Energía y Minas (MEM), para ver los avances del proyecto. Se trató de un encuentro evaluativo con los coordinadores de los asentamientos “Jorge Dimitrov”, “Arnoldo Alemán”, “Enrique Smith” y Bello Amanecer.

“No es un gran salario, pero es una ayuda económica que viene a paliar las necesidades en el hogar”, opinó Quintanilla, luego de relatar que labora para Fenosa desde noviembre pasado, y su trabajo consiste en “organización, logística, concienciación y cobro”.

“Walter Ferreti” y “Jorge Dimitrov”

José Luis Mejía Álvarez, coordinador de propaganda de los CPC del barrio “Walter Ferreti”, explicó que las compañeras Diana Zelaya y Emma Corea --quienes forman parte de la Comisión de Energía de los CPC de ese barrio-- son las candidatas para que Fenosa las contrate y se encarguen de hacer las gestiones de cobro, pues los empresarios se han comprometido en hacer esas contrataciones.

“Lo ventajoso de este proyecto es que la gente que tiene unas cuentas bien altas de hasta 85 facturas de morosidad, sólo pagan seis y en arreglos de pagos de entre 12 y 36 meses, para que la duerma tranquila”, refirió Mejía Álvarez, quien también es coordinador del Movimiento Comunal Nicaragüense (MCN) de ese lugar.

EL NUEVO DIARIO reveló en febrero pasado que al menos seis miembros de los CPC del barrio “Jorge Dimitrov” se confesaron empleados de Fenosa; los mismos que antes protagonizaban protestas por mejorar el servicio, ahora son representantes de la empresa y a su vez se autonombraron representantes de los pobladores, según el acuerdo que firmaron con la compañía española el ocho de agosto del año pasado.

Fenosa confiesa

El vocero de Fenosa, Jorge Katín, ha admitido que es una práctica normal que la empresa contrate a personal de los barrios, y aunque dijo desconocer si esa compañía estaba empleando a los miembros de los CPC para que realicen las gestiones de cobro, comentó que pagan a pobladores de al menos 25 asentamientos debido a que los resultados “han sido positivos, en el sentido de recuperar las deudas y hacer inversiones”.

“En los asentamientos es un trabajo de mucha paciencia y estar trabajando con la comunidad. Tenemos varios proyectos en el ‘Jorge Dimitrov’, ‘Arnoldo Alemán’, en Bello Amanecer; estamos haciendo trabajos con la comunidad para que la gente poco a poco vaya mejorando el pago, y la empresa poco a poco vaya mejorando el servicio en esos barrios”, comentó Katín.

José Ramón Zeledón, Responsable del Programa de Eficiencia Energética de Fenosa, manifestó que efectivamente la gente ahora está pagando en los asentamientos, y admitió que se reúnen continuamente con los miembros de los CPC en los barrios, como lo hacen con cualquier otra organización social.

“Nosotros vamos al barrio, el barrio está organizado en CPC, por la Liga de Defensa del Consumidor. Vamos y encontramos al cliente que quiere escuchar cómo disminuir sus facturas y le damos todas nuestras propuestas y recomendaciones”, relató Zeledón.

Después de más de seis meses de estar solicitando a las autoridades de Disnorte–Dissur y del MEM el programa de inversiones de Fenosa, al fin lo publicaron este 16 de marzo en el diario oficial La Gaceta, denominado “Plan de Inversión 2007-2011”, en el cual se deja claro que hay cero inversión para los asentamientos y barrios.

“En el presente plan de inversión no se contemplan las acciones dirigidas a asentamientos y mercados, ya que su naturaleza dependerá de las conclusiones adoptadas en el grupo de trabajo que se cree para abordar la especial problemática de este segmento del mercado”, reza el documento.