• |
  • |
  • END

Corresponsal Costa Rica / leonelme@gmail.com
El ingreso a Costa Rica de 41 mil trabajadores nicaragüenses fue oficializado por las autoridades de ambos países, en Managua.

El acuerdo llamado “Procedimiento de gestión migratoria para trabajadores temporales”, establece el mecanismo de contratación y de arribo de los nicas, así como las prestaciones sociales, entre otros aspectos de estadía.

Éstos vendrán a laborar en el sector agrícola y de construcción, y se espera que los primeros grupos lleguen a partir de la segunda quincena de enero y de acuerdo con las contrataciones que realicen los propios empresarios, pues ellos deberán ir Nicaragua a firmar los contratos y luego traerlos.

La ausencia de mano de obra costarricense en esos sectores ha provocado que varios grupos empresariales hayan solicitado a su gobierno este acuerdo.

Para contratar a los nicas los empleadores presentarán la lista de los que necesitan, luego su petición deberá pasar por el visto bueno de las autoridades ticas.

Terminado este proceso, los empresarios deberán ir a Nicaragua a firmar contratos y hacerse cargos del traslado de los trabajadores.

En la frontera de Peñas Blancas, una vez reclutados los trabajadores viajarán con sus encargados y serán atendidos en una ventanilla única, para agilizar su ingreso.

A los peones nicas, se ha asegurado, les darán todas las garantías sociales como a cualquier trabajador nacional.

Los empleadores deberán dar pasaportes o salvoconductos a los peones, pagar 20 dólares como depósito de garantía por trabajador en los consulados de Costa Rica en Nicaragua, los cuales serán regresados una vez se compruebe que el trabajador salió del país una vez vencido su permiso laboral.

De igual forma, los contratantes deben asumir los costos del transporte de entrada y de salida.

El acuerdo fue dado a conocer por el ministro de Trabajo de Costa Rica, Francisco Morales, quien dijo que a partir de enero, los empresarios interesados pueden acudir a esa instancia a realizar la debida gestión para sus peones.

Uno de los principales sectores beneficiado con el convenio es la construcción, al cual se le autorizó la contratación de 10 mil obreros. El resto va para la agricultura.

“Nos satisface, pero para el 2008 requeriremos de 40,000 personas, lo que nos obliga a buscar gente en El Salvador y en el sur de México, incluso Ecuador nos ofreció personal”, dijo Jaime Molina, Presidente de la Cámara de la Construcción, al periódico La Nación.