•   Nueva Segovia, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Lluvias torrenciales en la zona montañosa de Dipilto han ocasionado una alta turbidez en la corriente del río, al extremo que la planta potabilizadora de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) ha paralizado su funcionamiento por su incapacidad para filtrar la sedimentación del líquido. En declaraciones a medios locales, Norberto Fajardo, delegado de Enacal en Ocotal, dijo que desde el día martes han estado interrumpiendo el fluido por períodos que van de 9 hasta 14 horas, según los eventos lluviosos en la subcuenca del río Dipilto.

El funcionario agregó que las interrupciones prolongadas del funcionamiento de la planta distorsiona el calendario de abastecimiento que la empresa aplica de manera sectorizada en toda la ciudad. 

Distribuye agua con cisterna

Dijo que los usuarios al no contar con agua por varias horas, cuando esta les llega, llenan pilas y otros recipientes, lo cual impide que suba a las zonas altas de la ciudad. Los sectores menos afectados son los ubicados en la zona baja. Enacal mantiene abastecimiento permanente en los puntos más críticos de la ciudad a través de camiones cisternas, que también prioriza el llenado de tanques en el hospital Alfonso Moncada Guillén y la estación policial, donde además de los soldados está un estimado de 100 reos. La planta potabilizadora distribuye el líquido por la red de tubería que cubre casi 40 barrios de ciudad, lo hace a través de gravedad.