•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La congresista Ileana Ros-Lehtinen y el senador Ted Cruz expresaron en una declaración conjunta su “preocupación por la decisión cuestionable de la Organización de Estados Americanos (OEA) de acompañar a la Misión de Acompañamiento Electoral a Nicaragua”, a la vez, señalan que “redoblan el compromiso de aprobar la ley NICA”.

La declaración firmada en Washington de ambos legisladores explica que “a solo semanas de las elecciones municipales previstas para noviembre, la falta de transparencia en el proceso y misión de los observadores, la selección de Wilfredo Penco --una persona que es bien conocido por permitir la manipulación electoral de Daniel Ortega-- y la corrupción generalizada y sistemática en el Consejo Supremo Electoral nicaragüense apuntan a un resultado predeterminado y favorable para el régimen de Ortega”.

Ros-Lehtinen y Cruz  consideran que la misión de la OEA debe estar destinada a apoyar la democracia y el Estado de derecho, sin embargo, la misión en Nicaragua es “defectuosa”.

“Como autores de la Ley NICA en el Congreso, estamos comprometidos a aprobar la legislación para apoyar al pueblo de Nicaragua en su búsqueda de un gobierno democráticamente elegido que respete el Estado de derecho, proteja sus derechos humanos, acabe con la corrupción y defienda los principios democráticos consagrados en su Constitución y en la Carta Democrática Interamericana de la OEA”, advierten ambos en su comunicado de ayer.