Luis Galeano
  •  |
  •  |
  • END

Una delegación del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés), una ONG internacional de libertad de prensa radicada en Nueva York, visitará Nicaragua en los primeros días de abril, informó ese organismo.

La intención de la visita es la de conocer en detalle las condiciones en que se desempeñan los periodistas locales, los desafíos que enfrentan en el ejercicio de la profesión y la perspectiva del gobierno nacional. 
Fundado en 1981, el CPJ responde a los ataques a la prensa en todo el mundo. El CPJ documenta cientos de casos cada año y actúa en nombre de periodistas y organizaciones de prensa sin considerar sus ideologías políticas. Para mantener su independencia, el CPJ no acepta fondos gubernamentales. El CPJ se financia enteramente gracias a donaciones privadas de individuos, fundaciones y corporaciones.

En ese contexto, la delegación del CPJ considera importante mantener una reunión con periodistas que realizan trabajo de investigación en Nicaragua. La delegación del CPJ estará liderada por Joel Simon, Director Ejecutivo, y Carlos Lauría, Coordinador del programa de América Latina.

A finales de febrero de este año delegados del organismo “Artículo 19”, que se encarga de velar por los derechos humanos con un mandato específico y se centra en la defensa y promoción de la libertad de expresión y la libertad de información en todo el mundo, estuvieron en Nicaragua conociendo la situación que viven los periodistas en el país.

Verificar escenario in situ

“El CPJ decide emprender esta misión debido al interés que existe sobre la situación política nicaragüense y la necesidad de seguir recogiendo información de primera  fuente”, dice un informe del organismo.

“Durante nuestra visita buscaremos reunirnos con periodistas que trabajan en los medios privados y del Estado, académicos, expertos en medios, funcionarios del gobierno y representantes de organizaciones de prensa y derechos humanos”, añade.

El Comité para la Protección de los Periodistas es una organización apolítica, sin fines de lucro fundada en 1981 para luchar contra abusos que se cometen en detrimento de los medios y fomentar la libertad de expresión en todo el mundo.

Entre su personal incluye especialistas para las regiones de África, las Américas, Asia, Europa Central y Oriental (incluyendo las repúblicas de la ex Unión Soviética) y el Oriente Medio y África del Norte. Las actividades del comité son supervisadas por una junta de 34 destacados periodistas estadounidenses.