•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La lluvia del jueves en Managua dejó 79 casas dañadas y 28 establecimientos afectados, afirmó este mediodía la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo.

Geográficamente, la lluvia cayó con mayor intensidad abarcando aproximadamente un kilómetro cuadrado de la subcuenca sur de Managua, en donde se reportaron más de cien mililitros cúbicos de agua, explicó Murillo.

Murillo expresó durante un informe que por los daños generados por la fuerte lluvia, desde el gobierno central preparan un plan para “atender mejor la ciudad de Managua”, y buscar un mejor ordenamiento urbanístico de la capital que se ha generado a raíz del terremoto de 1972.

Según el dato oficial del gobierno, la lluvia duró unos 40 minutos y los barrios más afectados fueron Memorial Sandino, Hialeah, colonia el periodista, barrio 380, Jonathan González, la pista suburbana, entre otros.

“Tenemos que trabajar mejor el Plan de Desarrollo de Managua, que tiene que tomar en cuenta la seguridad, la vida, el desplazamiento, la comunicación y la movilidad de la ciudadanía”, explicó Murillo.

La vicemandataria también explicó que un total de cincuenta vehículos quedaron atrapados en las diferentes calles de Managua producto de las corrientes generada por el aguacero.

Agregó que “cien milímetros de lluvia cayeron en poco tiempo en una zona altamente vulnerable” y que el principal problema de las inundaciones se debe por la falta de drenaje pluvial y el mal manejo de la basura por parte de la ciudadanía.

Como parte final del Plan Maestro de la capital, Murillo manifestó que se construye un cauce en el sector de Tiscapa que permitirá quintuplicar la capacidad del drenaje de la zona.

Además de que estos fenómenos de la naturaleza son difíciles de predecir, dijo Murillo, también provocan “situaciones caóticas y catastróficas”.

El plan maestro busca como mejorar la vulnerabilidad de la ciudad capital.