• |
  • |
  • END

Ante el desalojo de la Organización de Mujeres con Discapacidades por un “Futuro Sin Barreras”, Omdisfut, de Chinandega ocurrido la semana pasada, la Red de Mujeres Contra la Violencia, apoyó a las víctimas del orteguismo, y repudió tal acción que vulneró los derechos humanos de las mujeres discapacitadas.

El caso al cual hicieron referencia, se escenificó el lunes 23, cuando las afiliadas a Omdisfut intentaron ingresar a lo que hasta ese momento fue su oficina y taller para elaborar piñatas, con lo cual se sostenían económicamente.

Según denunciaron públicamente en su momento, ellas alquilaban el local de la Juventud Sandinista, donde también opera la delegación del partido, pero las mujeres discapacitadas fueron desalojadas de manera ilegal y sin la menor sensibilidad, después de 18 años de ocupar el lugar bajo arrendamiento.

El pronunciamiento señala que la Red de Mujeres Contra la Violencia, RMCV, como defensora de los derechos humanos de las mujeres ante las distintas formas de violencia, “hace manifiesto su más enérgico repudio, al arbitrario y violento desalojo del que fueron víctimas las mujeres discapacitadas de la Omdisfut, por un grupo de partidarios del orteguismo, que violando los derechos humanos de estas mujeres, colocaron candados nuevos e hicieron una división con bloques y cemento para impedir de forma permanente la entrada de las mismas a su centro de labores”.

Señalan que los derechos humanos, son hoy mucho más que un mero ideal de la humanidad, pero que el actual gobierno, por omisión, no cumple con su función como garante de los derechos de las mujeres más desprotegidas del país, aceptando que los Consejos del Poder Ciudadano hagan de las suyas con las consecutivas violaciones a los derechos humanos de las mujeres.

Consideraron lamentable el hecho acontecido contra este grupo de mujeres que son discapacitadas. Ante el mismo, expresaron su más profundo apoyo y solidaridad a las compañeras discapacitadas de Chinandega.