• |
  • |
  • END

Este fin de semana la actividad sísmica estuvo muy dinámica en la zona del Pacífico de Nicaragua, donde se registraron más de cinco temblores menores en diferentes puntos de la región.

Los tres sismos ocurridos frente a las costas de Masachapa, entre las diez y las doce de la noche del sábado, fueron de baja magnitud, pues el más fuerte de ellos llegó a los 4.2 grados en la escala de Richter. Debido a su nivel de profundidad no fueron percibidos por la población.

Según Fabio Segura, pronosticador de turno del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, este tipo de movimientos telúricos corresponden al acomodamiento de las placas tectónicas Coco y Caribe, ubicadas en la plataforma continental del Océano Pacífico.

“Debemos recordar que los procesos de movimientos de las placas son prácticamente constantes, por lo que ya es común observar estos temblores, que por lo general no so sentidos por los habitantes de la zona, ya que suceden a una buena distancia de la superficie del mar”, refirió Segura.