• |
  • |
  • END

Un día después de que Nimia Galindo rompió el silencio incriminando a Gilberto Castillo Zavala por la muerte violenta de su hermana, Jessenia González Galindo, el acusado siguió guardando silencio. Nimia Galindo, en declaraciones a EL NUEVO DIARIO, aseguró el sábado que Castillo estaba en el baño de la habitación número siete del auto hotel “El Calmante”, cuando sonó el disparo mortal.

Ayer domingo en horas de la mañana, EL NUEVO DIARIO se contactó vía telefónica con el litigante Álvaro Valle, abogado de Castillo, para conocer la versión del acusado por la familia doliente. En ese momento el abogado pidió ser llamado en horas de la tarde, porque consultaría con su representado si estaba dispuesto a dar su versión sobre el sangriento suceso, pero Valle no respondió el llamado telefónico.

Caso al Ministerio Público

Mientras tanto, las autoridades policiales de Tipitapa confirmaron que el expediente será remitido hoy al Ministerio Público, para que sea la fiscal auxiliar Edith Tuckler, quien decida si acusa o no a Gilberto Castillo, quien también era conocido por la víctima como Humberto Salazar.

“El caso será remitido hoy a la orden del Ministerio Público, con los resultados de balística, la prueba de productos nitrados tomada a la víctima y a sus dos acompañantes, dijo la fuente policial, que pidió fuera omitido su nombre.

La Policía espera tener hoy por la mañana el dictamen de la autopsia hecha por los forenses del Instituto de Medicina Legal a Jessenia González Galindo.

Nimia Galindo, testigo presencial de la tragedia, reveló que las autoridades policiales la citaron para hoy lunes a la Dirección de Auxilio Judicial Nacional, DAJ, ubicada en la Loma de Tiscapa, para hacer otras diligencia que aseguró desconocer.