José Leonel Mendoza
  • Costa Rica |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Nicaragua dio el primer paso para facilitar el tránsito de turistas desde Costa Rica al resto del istmo, pues la visa de ingreso a estos ciudadanos fue suspendida. Sin embargo, el gobierno tico no pretende emular a corto plazo a Nicaragua, ya que este documento migratorio sirve a los pinoleros como un "filtro” para evitar una inmigración mayor. El canciller costarricense Bruno Stagno, estimó que por el momento “es difícil” aplicar una reciprocidad, y que de analizarse el tema, se haría con las autoridades de Migración.

A finales de la década de los años 90, el gobierno nicaragüense suspendió dicha visa al firmar un acuerdo con su contraparte tica, sin embargo, estos últimos se quedaron con promesas de someter el tema al Congreso para aprobar dicha derogación. Pasaron más de cinco años y Costa Rica no dio una clara respuesta a su compromiso escrito en el acuerdo Lizano-Cuadra, por el contrario demandó en el 2005 a Nicaragua ante la Corte de la Haya, por el presunto derecho de navegación armada por el río San Juan y otros derechos.

“Es un gran paso de apertura de Nicaragua. Es bienvenido porque viene a fortalecer los lazos comerciales y facilita el turismo. Nuestro país también debe dar una apertura y en su momento lo tendrá que hacer”, valoró el empresario tico Oscar Alfaro, quien reiteró que es una gran noticia positiva porque las fronteras deben servir para unir y no para crear abismos entre dos pueblos que históricamente han sido buenos vecinos. “Estoy seguro que el gobierno deberá asumir este reto pero también debemos reconocer que las realidades entre ambas naciones son distintas. Aquí llega mucha inmigración de nicaragüenses y eso es lo que preocupa a las autoridades ya que por el momento la visa ha sido usada como un control”, adujo Alfaro.

En tanto el Director de Migración, Mario Zamora, coincidió con el empresario al exponer que “Costa Rica es un país receptor de altos flujos migratorios donde la política de visas es un mecanismo de filtro y análisis que requiere la seguridad migratoria para garantizar que quienes vengan no tengan antecedentes penales”. Indicó que se debe valorar alguna acción sin desconocer que el país se ubica como un receptor de inmigración masiva. “La política nacional se mantiene bajo los lineamientos de visados. Se debe acomodar a las condiciones nuestras de ser el único país receptor de flujos migratorios en Centroamérica”, explicó.