•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una familia originaria de Ticuantepe, municipio de Managua por segunda vez en 19 meses vive la dolorosa experiencia de perder a uno de los suyos a manos de homicidas. Ahora es por el crimen de Gerald Francisco López Tórrez, de 21 años.

El asesinato de Gerald López la noche del pasado viernes a manos de desconocidos se produce cuando su familia aún no se recuperaba del crimen que terminó con la vida de su abuelo materno, Pedro Torréz Madrigal de 52 años.

“Nosotros  lo que queremos es que en el crimen de mi sobrino se haga justicia y no suceda lo que pasó con mi papá que el sospechoso anda libre, porque un tribunal de jurado lo dejó libre” expresó Juliette Tórrez Ríos, tía materna del joven caponero.

Dos días después de acontecido el crimen de joven caponero, Juliette Tórrez  asegura que hasta la fecha (ayer domingo) no le ha informado absolutamente nada sobre el avance de las investigaciones.

Error de identidad

Aparentemente a Gerald López Tórrez, sus victimarios lo mataron al confundirlo con otro caponero con quien tuvieron un altercado porque este de manera accidental les quebró un espejo lateral.

“Mi sobrino (Gerald López) regresaba de hacer el recorrido cuando encontró a otro caponero que estaba lesionado y lo llevó al centro de salud quien le pidió volviera al lugar del accidente, porque había dejado su moto, fue entonces que llegaron unos hombres que le dispararon creyendo que era el otro caponero”, explicó la entrevistada.

Con el deceso violento e inesperado de Gerald López quien hace dos años se bachilleró también terminan sus sueños de llegar a ser un día ingeniero.