•  |
  •  |
  • END

RIVAS
Del museo de Antropología e Historia de Rivas, partieron a las tres de la tarde de este sábado, rumbo al cementerio de esta ciudad, los retos del poeta rivense Álvaro Urtecho Lacayo, a quien sus colegas lo catalogaron como una de las figuras poéticas nicaragüense de la actualidad y que por ende era una baja sensible para la literatura nacional.

Urtecho, quien llegó al mundo el primero de noviembre de 1951, se rindió a la muerte en su casa de habitación a las 9:40 de la mañana del viernes, a los 56 años, producto de una larga enfermedad, y sus restos fueron velados en el museo rivense.

Su hermano Danilo, quien también es escritor, expresó que Urtecho era una de las grandes figuras poéticas de la actualidad, “y los más positivo que nos deja son sus obras literarias y su sentido de justicia, porque nunca descalificaba a nadie y era muy humanista”, expresó.

A la vez, detalló que Urtecho deja como herencia cinco libros que son: “Cantata estupefacta”, que escribió a inicio de los años 80, “El esplendor de Caín”, “Cuadernos de la provincia”, “Tumba y residencia” y “Tierra sin tiempo”. A estas obras se agregan otras inéditas que según Danilo, las recogerá para ordenarlas y publicarlas en coordinación con otro de sus hermanos.

“En sus obras él hacía bastante reflexión filosófica sobre la vida y la muerte, tocaba aspectos complejos del ser humano como el ser y el no ser, el destino, el dolor, la esperaza, en fin, todos estos temas que son estudios de auto reflexión para el ser humano”, dijo Danilo.

Por su parte, la poeta Juana Vargas, quien aseguró conocer a Urtecho desde la adolescencia, cuando estudiaban en el Instituto Nacional “Rosendo López”, expresó que su colega fue un digno representante de las letras para Rivas y Nicaragua, y que hasta alcanzó la fama, “pero la fama no lo atrapó a él, porque siempre fue un hombre humilde, centrado y a veces hasta un poco tímido”.

Recalcó que Urtecho se rozó en España y México con grandes escritores, y “yo tuve el honor de haber pasado por sus ojos críticos que miraban más allá, porque hizo la presentación de una de una de mis obras y el prólogo de otra”, señaló la escritora rivense.

Comunicado del Centro Nicaragüense de Escritores
El Centro Nicaragüense de Escritores, ante el fallecimiento de Alvaro Urtecho dio a conocer en comunicado en el que manifiesta su profundo pesar y da sus más sentidas condolencias a la familia, miembros del Centro Nicaragüense de Escritores, escritores, escritoras y amantes de la cultura nicaragüense por el sensible fallecimiento del amigo, poeta, filósofo, crítico literario y de arte.

“Hoy en su despedida, dice el Centro Nicaragüense de Escritores, sus miembros se pronuncian ante el pueblo nicaragüense exaltando la vida y obra de quien, como pocas personas, ha contribuido a la cultura, el arte y la literatura de nuestro país, empujándola hacia nuevos derroteros. Álvaro Urtecho con su obra de genuina expresión, con su labor de crítico literario y como un periodista de gran objetividad, nos deja hoy a sus 58 años de edad, un gran vacío por su partida y al mismo tiempo, parte de su vida en su extraordinario legado.

El documento lo firman el doctor Carlos Tünnermann Bernheim, Presidente del CNE y el arquitecto Porfirio García Romano, Secretario General.