•  |
  •  |
  • END

Datos preliminares de la Asociación Pro Niños Quemados de Nicaragua (Aproquen) revelan una significativa disminución de niños quemados por manipulación de pólvora en lo que va del mes de diciembre.

La doctora Ivette Icaza Rugama, administradora de la Unidad de Quemados de Aproquen, indicó que de las 22 demandas de atenciones médicas que han recibido desde finales de noviembre a la fecha, sólo dos fueron provocadas por pólvora.

Eso, advirtió Icaza, no es del todo un saldo positivo, ya que las cifras también demuestran que la mayoría de los niños se están quemando en sus casas debido al descuido.

Por ello, la doctora hizo un llamado a los padres de familia a tomar conciencia “de que los niños se queman más por líquidos calientes”, principalmente en esta temporada de vacaciones, ya que su permanencia por más tiempo en el hogar los expone al peligro de sufrir una quemadura. “El noventa por ciento de los niños que atiende Aproquen se queman dentro del hogar”, indicó.

La doctora manifestó que el mayor número de casos de quemaduras que reciben provienen de las zonas urbanas, sobre todo de “los barrios marginales, donde las condiciones de vida de las familias son precarias, y que por las condiciones de pobreza los padres trabajan y los niños quedan al cuidado de otros niños”.

Aproquen cierra optimista
Icaza explicó que año con año el número de atenciones que brinda Aproquen aumenta. “No estoy diciendo que se están quemando más niños en el país (sino) que la población poco a poco toma conciencia que esta asociación atiende gratuitamente ese tipo de casos. Que aunque estemos a la par de un hospital privado, que es el Hospital Metropolitano Vivian Pellas, la Unidad de Quemados es totalmente gratuita”, expresó.

Hasta noviembre de este año, Aproquen registra un total de 178 de niños atendidos por quemaduras agudas, dentro de esos 11 de cuidados intensivos.

Eso representa 50 casos más que en 2006, sin incluir los casos que durante el mes en curso están llegando a la Unidad de Quemados.

Entre las prioridades para 2008, Aproquen contemplan la regionalización, proyecto que arrancó en 2004 y que tiene por objetivo lograr que la atención de quemaduras en Centroamérica y República Dominicana sea integral.

“Tenemos personal que se mueve y capacita a los otros centros de quemados en Centroamérica, porque en la región se atiende a niños quemados, pero no completan en círculo; es decir no tienen rehabilitación y un niño quemado sin rehabilitación es un fracaso”, explicó Vivian Pellas, presidenta de Aproquen.

A la fecha, Aproquen ya ha capacitado a personal de centros hospitalarios de Honduras, de Guatemala, de El Salvador, de República Dominicana y de Palestina.

Pellas informó que al cierre de este año la asociación sumará las 220 mil atenciones médicas en 15 años de labor. Eso incluye atenciones en consulta externa, cirugías reconstructivas, rehabilitación, fisioterapia y psicología.