• |
  • |
  • END

Desconfianza en un proceso poco transparente por parte de las autoridades, fue la denuncia pública realizada en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, donde muy dolida acudió María Concepción Galindo Siles, madre de la jovencita Jessenia González Galindo, que murió en circunstancias aún no esclarecidas. La Fiscalía aseguró, mientras tanto, que la Policía ni siquiera ha pasado el expediente.

“Lo que busco en el Cenidh es que me ayuden y apoyen en que se encuentre justicia para mi hija. Que la Policía haga correctamente y de manera limpia todas sus cosas”, expresó la señora Galindo, a quien la angustia y el dolor le quitaba la respiración, haciéndole difícil hablar.

La muerte de Jessenia ocurrió en horas de la noche del pasado martes en el motel “El Calmante”, hasta donde llegó en estado de ebriedad con su hermana Nimia, en la camioneta del ganadero Gilberto Castillo Zavala, quien asegura que la muchacha de 18 años se suicidó con su pistola.

La madre de la hoy occisa comentó que no cree en la versión del suicidio que alegó Castillo Zavala, porque no había razones para que su hija tomara esa decisión, porque “era una muchacha alegre y llena de vida que tenía mucho por qué seguir viviendo”.

“Veo que hay favoritismo por parte de la Policía de Tipitapa, y parece que están protegiendo a ese hombre --Castillo Zavala--. Cuando fue detenido junto a mi hija --Nimia Galindo-- como los testigos principales al inicio de las investigaciones, a él le dejaban pasar a toda su familia, pero para pasarle una comida a mi hija los policías hasta me cobraron. Como él tiene dinero por eso lo apoyan”, aseguró.

Se quejó de que las autoridades de Tipitapa ahora hasta dicen que nadie de la familia dolida puso denuncia, cuando asegura que a las 4 de la tarde salieron de la estación policial viendo el caso.

Además, se preguntó el porqué a su hija le hicieron la prueba de la parafina, para dictaminar fragmentos de pólvora, pero a él se la hicieron hasta varios días después, cuando los residuos pudieron haber desaparecido.

Caso es sencillo, dice Cenidh

Uriel Pinada, abogado del Cenidh, expresó que les llama la atención que los operadores del sistema policial hasta ahora han actuado de manera negligente.

“Según lo denunciado es un caso sencillo. La detonación de un arma de fuego en un cuarto cerrado con tres personas donde una de ellas resultó ser la occisa. Por eso es relativamente sencillo determinar lo sucedido dentro de los procesos policiales. Sin embargo, transcurrieron las 48 horas establecidas sin que se obtuvieran los datos para una presunción de culpabilidad, por lo que fue liberado”.

Policía no pasa expediente

Las investigaciones en torno a la muerte de la joven Jessenia González Galindo, en el baño de la habitación número siete del auto hotel “El Calmante”, va para largo.

A una semana de la muerte, la Policía todavía no da a conocer los resultados de las investigaciones, y tampoco ha remitido el expediente al Ministerio Público.

Las autoridades policiales de Tipitapa informaron que sólo están a la espera de los resultados de los peritajes de balística y de las pruebas de productos nitrados para remitir el expediente al Ministerio Público. La fiscal auxiliar, Edith Tuckler, aseguró que una vez tenga el expediente en su poder procederá a analizar el caso para determinar si acusan o no.

“El análisis establecerá si las pruebas aportadas constituyen delito. Si no lo hay se dictaminará una resolución desestimando la acción penal”, expresó la fiscal Tuckler.

Al ser preguntada sobre el tiempo de estudio del expediente la representante del Ministerio Público, estimó que llevará al menos otra semana.

Que acusen los afectados

De no haber acusación, si los familiares de la víctima no están de acuerdo, éstos pueden apelar ante la fiscal departamental María del Carmen Solórzano, explicó la representante del Ministerio Público.

En el hipotético de los casos que la Fiscalía Departamental ratifique la resolución de primera instancia, y la parte recurrente no está de acuerdo, pueden hasta entonces presentar su acusación autónoma o particular, explicó la fiscal Tuckler.