•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Unos veinte voluntarios de la Cruz Roja Nicaragüense estaban receptando, desde ayer, las donaciones en la sede central de la institución en Belmonte y en las diferentes filiales que están funcionando como centros de acopio para reunir víveres para los damnificados por las lluvias en las zonas más afectadas del país.

En el primer viaje se pretendía llevar, al menos, 200 paquetes de higiene, cocina y abrigos para familias originarias de Belén, Ochomogo y Gil González, que fueron evacuadas y trasladadas a albergues habilitados por los socorristas, explicó Aldry Flores, jefe de operaciones de la institución. 

A nivel nacional, unos 1,800 voluntarios se desplazaron a las comunidades más afectadas por este desastre, según registros de la Cruz Roja.

“Hemos venido realizando diferentes acciones: evaluación de análisis de daños en el departamento de Rivas y sus municipios más afectados. Estamos haciendo una evaluación rápida de todos los daños que ocurrieron en esas comunidades, labores de prevención, evacuación y búsqueda de personas”, señaló Flores. 

Voluntarios de Managua, Jinotepe, Masaya y Granada viajaron hasta Rivas, donde se registró más afectaciones por las lluvias en los últimos tres días, provocadas por una vaguada simultánea al paso de la tormenta tropical Nate en el centro, norte y Caribe del país. 

Autoridades trasladan insumos 

Flores precisó que la iniciativa se realizó en conjunto con el Sistema Nacional de Alerta, para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), para que los productos de primera necesidad fueran llevados directamente a los albergues.

En el centro, que estará abierto hoy, se recibe artículos como agua potable, frazadas, mosquiteros, colchonetas nuevas, lámparas de mano y productos de higiene personal: pasta dental, champú, jabón y cepillos de dientes, señaló Walter Puerto, jefe de logística de la Cruz Roja. 

Asimismo, el Sinapred movilizó una caravana de camiones con insumos hacia las ciudades de Rivas, Granada y Chontales, donde fueron reportados daños por la tormenta tropical Nate. “Estamos hablando de recursos que van a ayudar para que la vida pueda continuar a pesar de todo el impacto que se tuvo después de estas lluvias intensas”, declaró a la Policía Nacional Guillermo González, director del Sinapred.  

Jóvenes recolectan víveres

Convocados en redes sociales con el hashtag #UnidosPorNic, decenas de jóvenes se organizaron en diferentes puntos de Managua para juntar más ropa y víveres para los damnificados. Universidades, iglesias, casas y establecimientos comerciales se convirtieron en centros de acopio para llevar ayuda a las familias afectadas en el sur del país.

Siete universitarios de la ciudad de Nandaime recopilaron artículos a la entrada de Metrocentro este sábado, para trasladarlos hacia las comunidades El Limonal y Río Medina; mientras que en la Universidad Centroamericana (UCA), canales de televisión, iglesias evangélicas y casas particulares continuarán recaudando productos hasta el lunes para llevarlos a los Bomberos de Rivas y otras organizaciones conjuntas. 

Aumentarán reservas de sangre para atender emergencias por lluvias

El Banco de Sangre de Nicaragua busca duplicar la reserva actual de paquetes de sangre ante la emergencia nacional por las lluvias, que ha dejado miles de damnificados en esta semana, informó ayer el portal El 19 digital. 

En alianza con la Iglesia Adventista de Nicaragua, se preparó diez puntos de colecta en todo el país a partir de ayer, con el fin de colectar 1,000 paquetes de sangre este fin de semana, que se sumarán a los 1,500 que existen en la reserva nacional actualmente.  

De acuerdo con el reporte oficial, el doctor René Berrios, director del Banco de Sangre, enfatizó que la comunidad médica nacional está promoviendo especialmente la atención a las situaciones provocadas por las lluvias en los últimos días.