•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La construcción es una de las actividades que mayor impacto generan en el país, en términos financieros y de empleabilidad, sin embargo existen aún varios desafíos que superar. Uno de estos es la certificación de las personas que vinculadas a la actividad  garanticen la fiabilidad de la obra que se edifique.

Fue bajo ese concepto que la Cámara Nicaragüense de la Construcción, empresas privadas, el Ministerio de Transporte e Infraestructura y la Universidad Americana (UAM) impulsan la primera Escuela de Mampostería en el país.

Martín Guevara Cano, decano de la Facultad de Ingeniería de la UAM, explica que esta alianza busca dos objetivos. El primero de ellos es involucrar a los actores que deben intervenir en fiscalizar la calidad de las obras que se realizan, y el segundo es promover la certificación del primer eslabón de la cadena constructiva, como son los albañiles y maestros de obra.

“En este primer esfuerzo lo que la universidad ha buscado es crear alianza con los otros agentes que deben intervenir en mejorar la calidad de la obra civil que se realiza y en elevar la productividad de la mano de obra que se emplea para el desarrollo de esa obra”, dijo Guevara Cano.

Agregó que “lo que queremos es darle la oportunidad a la mano de obra empírica que tiene muchos años de ejercicio profesional en el terreno de poder certificarse, de poder tener una actualización profesional que le permita acceder a un certificado”, dijo.

Capacitarán personal docente

El académico precisó que en los próximos quince días se realizará un taller con el cual serán capacitados las personas que tendrán bajo su responsabilidad el desarrollo de los cursos que se impartirán en la Escuela de Mampostería.

Guevara Cano adelantó que en un par de semanas, en alianza con especialistas de la Universidad de Costa Rica y del Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme) se estará formando a un equipo de ingenieros, albañiles y maestros de obra quienes serán los que van a replicar el programa de capacitación.

“Con expertos de la Universidad de Costa Rica, a través de Lanamme, que es uno de los principales laboratorios de materiales a nivel latinoamericano, con el apoyo de ellos vamos a desarrollar en las siguientes semanas un programa de capacitación para 20 personas que van a constituir el cuerpo docente que posteriormente va a comenzar la labor de capacitar al personal nicaragüense”, explicó Guevara Cano.

Finalmente, el decano compartió que los actores involucrados aún afinan detalles sobre los costos y horarios que tendrán los cursos para los albañiles y maestros de obra. Guevara Cano añadió que proyectan graduar anualmente al menos a 150 maestros de obra del país.