Luis Alemán
  • |
  • |
  • END

Las uniones de cooperativas del transporte urbano que operan en Managua, decidieron romper con el plan del gobierno, para renovar la flota vehicular que circula en la capital, debido a la falta señales positivas en la famosa compra de 350 buses nuevos en México.

Ramiro Cordero, presidente de la Cooperativa 21 de Enero, explicó que la Unión Regional de Cooperativas Independientes de Managua, decidió buscar por sus propios medios la compra de buses seminuevos, los que podrían ser adquiridos en Brasil, debido a que en ese país se pueden comprar hasta en 20 mil dólares unidades de 2003.

“El gobierno no dio señales claras de traer los buses que se comprarían a México”, declaró Cordero, quien aseguró que ya no les queda más remedio que buscar sus contactos y el financiamiento para comprar buses seminuevos; y sugirió los buses brasileños: “Son buses que resuelven frente a la realidad económica del mundo y en Nicaragua”.

“Nos vamos a alejar del plan del gobierno, porque no da señales claras sobre los buses mexicanos”, repitió Cordero, quien recordó que los buses de acuerdo a funcionarios del MTI, llegarían en noviembre de 2008, pero eso nunca ocurrió.

Señaló que la Asamblea Nacional aprobó un préstamo por 26 millones de dólares del gobierno de México a través del BCIE que serían destinados a la compra de los buses.

Señaló que la falta de cumplimiento en el calendario de la compra de buses a México, los afectó porque las unidades que circulan por Managua, “ya dieron su vida útil, dieron lo que tuvieron que dar y más bien están generando pérdidas a las cooperativas”.

“Tenemos que repararlas constantemente, y eso nos resulta más caro”, señaló Cordero, quien teme que en el caso de los buses rusos ocurra lo mismo que los buses mexicanos.

Mesas técnicas

Esta mañana quedará instalada la mesa técnica entre el Instituto Regulador del Transporte Municipal de Managua, el Ministerio de Hacienda y las cooperativas de buses urbanos de Managua, en las que se discutirá como tema único el subsidio para el transporte.

Ramiro Cordero, presidente de la cooperativa 21 de Enero, señaló que en la mesa le presentarán al gobierno los argumentos técnicos que les obliga a pedir mayor subsidio para el transporte. El gobierno acordó dar sólo 110 millones de córdobas para mantener la tarifa social en los buses urbanos, pero las cooperativas insisten que el subsidio debe ser de 120 millones.