•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El gobierno de Nicaragua detalló hoy en un informe de epidemiología las cifras de las enfermedades que surgieron tras el paso de la tormenta tropical Nate.

Según informó la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, el dengue presentó un incremento de un 103%, sin embargo no se reportaron casos positivos de chikungunya ni zika.

De leptospirosis se confirmaron solamente 6 casos positivos.

“Hemos trabajado bien en la prevención, eso es lo que me indican estos números en el caso de lepstospirosis, que son un peligro real después de grandes anegaciones e inundaciones, como las que hemos tenido”, dijo Murillo.

Durante la pasada semana el Ministerio de Salud (Minsa) registró 393 casos de diarrea, 281 de malaria y 16 casos positivos de influenza.

Además, hubo 6,563 personas afectadas con la conjuntivitis viral, que ha descendido en un 16% en comparación a la semana anterior, con un acumulado de 85,819 casos desde que empezó esta epidemia.

También hay 2,747 casos de neumonía, que representa un incremento del 2% en relación con la semana anterior, cuando hubo 2,700; y 3 personas fallecieron por esta enfermedad.

Por otro lado, el gobierno indicó que hubo 27 casos de varicela, cifra 9 veces mayor a la misma semana del 2016, cuando solo hubo 3 casos.

Murillo, también dijo que durante el fin de semana se movilizaron 252 brigadas y brindaron atención médica en las comunidades afectadas por Nate en Rivas, Granada y Matagalpa.

“Participando 1,400 trabajadores de la salud, movilizando 31 clínicas móviles, 14,000 familias y viviendas visitadas. Más de 20 atenciones médicas, charlas educativas para prevenir enfermedades y epidemias. 368 brigadas solo en los departamentos  de sur centro y occidente, el resto es en todo el país”, apuntó la vicepresidenta.

Servicios básicos

Asimismo, el gobierno informó que las autoridades trabajan en el restablecimiento de los servicios básicos como el agua potable y la energía eléctrica.

“A la 11:04 de hoy el total de familias afectadas por cortes eran 1,600, hemos ido bajando de casi 50 mil en el primer reporte a 1,600. Todos los sistemas de abastecimiento de agua han sido prácticamente normalizados en los departamentos de Rivas y Carazo, donde se había concentrado el mayor número de daños causado en gran parte por falta de energía”, detalló.

Según Murillo, el servicio de energía eléctrica ha venido normalizándose y ya se ha restablecido el 97% de los circuitos, el 3% restante que se encuentra sin energía será establecido en las próximas horas y corresponde a comunidades rurales con poca concentración poblacional.

Nate dejó en Nicaragua al menos a 16 personas muertas y varias desaparecidas, así como daños en viviendas particulares y en la infraestructura vial.