•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El cadáver de los dos nicaragüenses que fallecieron por el paso de la tormenta tropical Nate en Costa Rica fueron sepultados hoy en sus lugares de orígenes, informó el Gobierno de Nicaragua.

Los cuerpos de los nicaragüenses Rubí Urbina y Sergio Rodríguez, de 21 y 23 años, quienes murieron sepultados por un derrumbe en Llano Grande, provincia de Cartago (centro), tras el paso de la tormenta Nate, fueron enterrados en los municipios de Esquipulas y Jalapa, respectivamente, al norte de Nicaragua, de acuerdo con la información.

El traslado de los cuerpos fue posible por las gestiones del embajador de Nicaragua en Costa Rica, Harold Rivas Reyes, dijo la vicepresidenta y primera dama del país, Rosario Murillo.

Una alerta amarilla se mantiene en Nicaragua, donde Nate dejó a su paso como tormenta tropical por este país centroamericano un saldo de 16 fallecidos, un desaparecido, 32.684 personas afectadas y 6.185 viviendas dañadas, según el reporte oficial.

Las autoridades reportaron 8.236 familias afectadas, con 32.684 personas damnificadas en 87 de los 153 municipios de Nicaragua.

Solís pospone su operación por emergencia de tormenta Nate

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, anunció ayer que debido a la atención de la emergencia causada por la tormenta tropical Nate, ha decidido posponer su operación de un mal benigno en la próstata.

"La operación era este miércoles que viene, todo estaba listo. Pero evidentemente las condiciones no están para que yo me ausente, la vamos a postergar unos días", declaró el mandatario en una conferencia de prensa.

La nueva fecha de la operación aún no ha sido definida. El pasado 11 de septiembre Solís anunció que se someterá a una operación para corregir un "agrandamiento no canceroso en la próstata", lo que calificó como un procedimiento "usual pero delicado".

El presidente ha dicho que su caso debe servir como un llamado de atención para que los hombres -sobre todo, aquellos mayores de 50 años- se practiquen el examen de próstata para la detección temprana de cualquier mal, incluido el cáncer.

Nate, que afectó a Costa Rica la semana pasada como tormenta tropical, inundó las provincias de Guanacaste (noroeste) y Puntarenas (sur), generando derrumbes en gran parte del país y cuantiosos daños en carreteras.

Los daños aún no han sido cuantificados y las autoridades aún continúan los trabajos de ayuda humanitaria para miles de damnificados y de rescate de personas en comunidades que se encuentran aisladas.

El gobierno calcula que hubo diversos tipos de afectación en tres cuartas partes del país.