• |
  • |
  • END

Las protestas por restituir el derecho al almuerzo de trabajadores judiciales que laboran de 8 de la mañana a 4 de la tarde, como parte de los beneficios del convenio colectivo, se incrementaron ayer, pues el cierre del portón principal del recinto judicial pasó de una hora a dos.

Enrique Gutiérrez, representante del Sindicato “Justo Rufino Garay”, aseguró que mientras los magistrados de la Corte Suprema de Justicia no den señales de cumplimiento, la protesta se irá incrementando gradualmente hasta cerrar hoy los dos portones del recinto judicial Nejapa.

“No se pronunció ninguno de los magistrados, por más que nos comunicamos con sus asistentes. No nos dieron cabida, por eso cerraremos los dos portones del recinto judicial”, expresó Gutiérrez.

Los más perjudicados por la protesta son los usuarios del sistema judicial, quienes se mantuvieron ayer haciendo largas filas hasta las 10 de la mañana para poder entrar a la Oficina de Recepción de Distribución de Causas y Escritos (Ordice), es decir, entraron dos horas después de lo indicado.

“Es una barbaridad, estamos haciendo fila de dos cuadras para poder entrar. El sistema de por sí es tardado, más esto”, decía ayer a gritos un usuario.

Otro argumento de la protesta es el no cumplimiento de un reajuste salarial del 12 por ciento a trabajadores que ganan menos de 20 mil córdobas, que el Presidente autorizó mediante decreto y no se ha cumplido.

“Recibimos información de Hacienda donde aseguran que el incremento del 12% queda a criterio de la CSJ, y ellos no los quieren dar”, aseguró el sindicalista.