• |
  • |
  • END

Madrid / El País

China ejecutó el 72% de las penas de muerte practicadas en el mundo en 2008, informó el martes la ONG Amnistía Internacional (AI), que estima en su estudio Penas de muerte y ejecuciones en 2008, que un mínimo de 2,390 personas sufrieron este castigo impuesto por el Estado. AI cree que el mayor desafío para la abolición mundial de la pena capital lo plantean los cinco países que concentran el 93% de las ejecuciones: China, Irán, Pakistán, Estados Unidos e Irak.

Sólo 25 de los 59 países que mantienen la pena de muerte en sus leyes llevaron a cabo ejecuciones en 2008, lo que AI interpreta como una señal de que se consolida el consenso internacional sobre la incompatibilidad de la pena de muerte con el respeto por los derechos humanos. En EU, las 37 ejecuciones llevadas a cabo en 2008 son la cifra más baja desde 2005, mientras que Irán es el único Estado que sigue ajusticiando a menores de edad.