•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Policía detuvo al hombre señalado de agredir brutalmente y violar  a una adolescente de 14 años, el lunes en su propia casa. La menor está hospitalizada por las lesiones recibidas.

Hace diez días, Marvin Antonio Robleto Mejía, llegó a la vivienda de la niña para hacer un trabajo de construcción. La hermana mayor de la adolescente lo contrató para que reparara un cuarto y colocara un zinc.

Según la versión de familiares de la víctima, el obrero detenido es adicto al crack, y se enteró que la adolescente después de llegar de clases pasaba la tarde sola, ya que ambos padres laboran para mantener a la familia y el hermano de 10 años, llega después de las 5 de la tarde.

Robleto está detenido en las celdas del Distrito Cinco de la Policía Nacional, es un hombre de 33 años, conocido como “El Chele Piedrero” y fue capturado por los vecinos ayer por la mañana en un cauce del barrio Isaías Gómez, donde vive. Los vecinos reconocieron su rostro que fue circulado por las autoridades y apareció en los medios de comunicación. La Policía informa que pretendía escapar a Siuna, de donde es originario.

“Él llegó a (supuestamente) llevarse un zinc, pero no fue a eso, sino a hacer la maldad, estaba solita mi niña, ella está mal en el hospital”, dijo el padre de la víctima.

De acuerdo con el papá de la adolescente, el victimario le quebró una botella de gaseosa en la frente para desmayarla que le inflamó los ojos, le quebró un brazo y un diente, la pateó y ató de las manos con una sábana.

En el hospital La Mascota se practican exámenes, incluyendo los análisis forenses del Instituto de Medicina Legal que hoy podría determinar si hubo violación, como sospecha la familia.

“Yo quiero que le caiga todo el peso de la Ley, mi hija está sufriendo mucho por lo que le pasó”, aseguró el padre.

Descubierto

Un compañero de juegos encontró al detenido en el momento que golpeaba a la adolescente, corrió a pedir ayuda a su madre. La muchacha aún estaba atada de las manos  y llorando. 

“Es doloroso, me perecía que era mi hija o mi nieta, ella me decía que por qué le pasó eso, si no sale de la casa, si es una niña de hogar”, dijo Adriana Rojas, la mamá del niño.

“Mis hijos de 12 y 14 años querían ir a jugar futbol, escucharon todo y creyeron que estaba con el hermano o el papá, pero no fue así, y mi hijo de 12 años entró a la casa y la vio en el suelo, y cuando ella a como pudo le pidió que la ayudara, el hombre le cerró la puerta y arrastró a la niña”, explicó Rojas.

El niño de 12 años es quien entró a la casa y se dio cuenta que la víctima estaba en el suelo, desnuda, ensangrentada y amordazada, “quiso ayudarla y ella le dijo que el hombre estaba armado que pidiera ayuda, entonces vio al hombre que la agarró otra vez y la golpeo”, declaró Rojas. 

Al ser avisada la vecina, llegó y encontró que la muchacha estaba atada en la boca con un suéter azul, con las manitos atadas y con golpes en el rostro. 

Adriana Rojas dijo que será difícil borrar esa escena de su mente, que la noche del pasado lunes no logró dormir y sus hijos tampoco.

“Ella juega con mis hijos todas las tardes futbol y me decía por qué a mí, si yo no salgo”.

Ayer por la mañana los menores llegaron hasta la estación del Distrito Cinco de la Policía a identificar al agresor de la muchacha.

Mientras que agentes de investigación de ese mismo distrito policial llegaron a la vivienda donde ocurrió el hecho para recolectar evidencias que ayuden a documentar el caso y pasarlo a la Fiscalía.

Abusos sexuales se dan en casa y los cometen conocidos

PREVENCIÓN • Lorna Norori, directora del Movimiento Contra el Abuso Sexual (MACS) enfatizó que es necesario abordar la prevención del abuso sexual desde el hogar, derribando el mito de que los agresores son personas desconocidas sino visibilizar que la mayoría de casos son conocidos que tratan de ganarse la confianza de niños, niñas y adolescentes para estar cerca de ellos. 

De acuerdo con las estadísticas del Instituto de Medicina Legal (IML), hasta abril de este año se habían contabilizado 403 valoraciones médicas por violencia sexual en Nicaragua. De este total, 333 peritajes fueron aplicados a menores de edad y un 30% de los casos fueron reportados en Managua. 

Además, el lugar donde más se dieron casos de violencia sexual fue el domicilio y los agresores eran conocidos o familiares, según este boletín de IML. 

En algunas situaciones es posible que la víctima no detecte en el abusador un peligro y puede que hasta le deje pasar a su casa por ser alguien que ya conocía, agregó Norori. 

La especialista añadió que los niños, niñas y adolescentes necesitan saber cómo detectar, evitar que esa persona la aborde en la calle y prevenir que haya una relación estrecha entre un adulto y un niño sin que el padre o tutor esté presente, para poder prevenir el abuso sexual. 

Asimismo, es importante prevenir el abuso sexual informando a otros niños y niñas para “que sepan que cuentan con nosotros”, sostuvo Norori.

Reacción de la población

Por otro lado, Norori aseguró que en estos casos también es necesario evitar “revictimizar” a la niña ni ver con morbo la situación que ocurrió. Quienes están a su alrededor deben tratar de acompañarla de una forma proactiva sin culparla a ella ni a los padres o hacerles sentir que “todo está acabado”. 

“No hay que estarle preguntando ‘¿por qué no gritaste?, ¿por qué lo dejaste entrar?’, ningún por qué es válido en ese caso, lo que hay que hacer es preguntarle a la niña si quiere que la acompañe mientras esperamos a su mamá, que ya viene en camino, que no está sola, que ha sido muy fuerte por resistir algo tan terrible y que va a estar bien porque no está sola”, señaló.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus