•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Paulo Sassarao, representante adjunto del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), compartió que entre 2013 y 2015 unos 15,584 casos de abuso sexual estuvieron vinculados directamente a niñas menores de 17 años, sin embargo, en el país existe un subregistro de este flagelo.

Una investigación desarrollada por el Instituto de Medicina Legal (IML) denominada “Estudio Nacional sobre la violencia a la mujer, adolescente y niña” indica que entre los años 2013 y 2015 esta entidad realizó  un total de 90,830 peritajes relacionados a abusos sexuales. El 99.8% fue realizada a sobrevivientes de violencia. 

Del total de delitos sexuales, las adolescentes son un 48% y en segundo lugar las niñas con el 34%. Ambos grupos representaron el 82% del total de violencia sexual contra las mujeres. “Esos son los casos que fueron denunciados y periciados por el IML, esto significa que si tú haces una cuenta muy simple, basados sobre esos números en el país sucede, en torno de 15 casos de abuso sexual por día, eso es muy elevado”, acota Sassarao. Agregó que la mayoría de esos casos se relacionan a niñas menores a 17 años, habiéndose registrado la mayoría de los casos en la zona urbana de Managua. Sassarao aclara que esta caracterización se sustenta en los datos facilitados por el IML.

Lo que si es un hecho es que la mayor parte de los abusos ocurren dentro del entorno familiar “los agresores son generalmente un miembro de la familia, un hermano mayor, un tío, el padrastro, un conocido del vecindario, muchas veces ocurre que el mismo maestro de la niña abusa de ella”, dijo Sassarao.

Buscan prevenir abusos

Ha sido bajo este contexto que  Unicef lanzó en septiembre pasado la campaña “La prevención del abuso sexual empieza por casa”, con esta se busca frenar este flagelo y promover valores positivos en la familia fundamentalmente a través de la comunicación. “Está enfocada en los papás, las mamás y los mismos niños y niñas. ¿Y cuáles son los comportamientos que busca fortalecer en los padres? Primero, el diálogo para que el papá y la mamá mantengan un diálogo permanente con sus niños y niñas, mantengan una relación de confianza,  una comunicación permanente enseñándoles, dándoles información sobre factores de riesgo de violencia sexual”, explica Sassarao. 

Otro de los elementos que integran la campaña es que los niños y niñas aprendan a establecer y diferenciar los límites a la autoridad de los adultos, ya sea en la familia, escuela o comunidad. “Porque muchas veces los adultos utilizan esa autoridad que tienen, por ejemplo,  el maestro, el tío para abusar, para obligarles a acceder a sus gestos y actividades abusadoras. El tercer comportamiento es que la mamá y el papá nunca dejen a sus niños solos, que estén siempre alertas, pendientes y protegiéndolos siempre, saber por cuál camino van a la escuela, dónde juegan”, dijo.

Al ser consultado sobre la efectividad que podría tener la metodología de la campaña para lograr su cometido, especialmente para que los niños se empoderen del conocimiento, el representante de Unicef, dijo  que se ha acordado compartir todo el material informativo relacionado a las campaña en las escuelas del país mediante una alianza que se ha establecido con el Ministerio de Educación y también con el Ministerio de la Familia, Adolescencia y Niñez; de igual manera se presentarán spots televisivos, en las redes sociales y se apoyarán en elementos lúdicos, tales como coplas y canciones infantiles para prevenir el abuso sexual.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus