Leoncio Vanegas
  • OCOTAL, NUEVA SEGOVIA |
  • |
  • |
  • AFP

Un sismo de 5 grados de magnitud en la escala abierta de Richter sacudió los poblados de Nueva Segovia y Madriz, cuyos habitantes están alarmados porque, según reportes preliminares de los afectados en San Juan de Río Coco, el movimiento telúrico provocó daños parciales en ocho viviendas, de las cuales tres quedaron inhabitables.

La actividad sísmica, poco usual en la zona, tuvo su epicentro a 154 kilómetros al norte de Managua y a 78 kilómetros de profundidad, y se debió a fallas locales, según información del Ineter. El temblor también se sintió en Jalapa, Quilalí, Murra, Ocotal y pueblos de Madriz como Yalagüina y Palacagüina. En el Jícaro, departamento de Nueva Segovia, la estudiante Diana Torrez, informó que el piso del centro escolar “José de La Cruz Mena”, se hundió y las paredes sufrieron fisuras.

Miriam Rodríguez, habitante de Las Sabanas, informó que su casa resultó dañada por el temblor y supone que otros locales también han sido afectados. La gente tuvo que salir de sus hogares, dominadas por el nerviosismo acentuado por enfrentar un fenómeno natural no recurrente como sucede en el Pacífico.

Después de la fuerte mecida extendida en toda la región segoviana, el alcalde de San Juan de Río Coco, Acisclo Laguna, activó el Comité Municipal de Prevención de Desastres, Comupred, con el que también realizan una evaluación de daños en las viviendas y otras infraestructuras. Desde hace un mes se registra un enjambre telúrico en los cerros El Majaste y El Lechón.