•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

César Zamora Hinojos, presidente de la Cámara Nicaragüense de Energía, dijo este viernes que enfrentará en los tribunales la demanda por injurias y calumnias, que en su contra interpuso Avil Ramírez, director ejecutivo de la Cámara de Comercio Americana Nicaragüense (Amcham).

“Vamos a tener nuestra vía en la Corte (los juzgados), para llegar a la verdad. No quiero mediación, quiero ir a la Corte, quiero defenderme en la Corte, él empezó y ahí vamos a terminar (en el juzgado)”, dijo Zamora Hinojos a El Nuevo Diario, vía telefónica.

La acusación por injurias y calumnias está en el Juzgado Quinto Local Penal de Managua, donde este viernes se realizaría la audiencia preliminar del caso, pero fue suspendida porque Zamora está fuera de Nicaragua.

“Recibí la acusación, pero en estos momentos estoy en México, regreso a los tribunales (de Nicaragua) el lunes. No tengo programado ninguna conferencia (de prensa) al respecto, primero voy a hablar con mis abogados, quienes hoy (ayer) fueron a la Corte (juzgado de Managua) a decir que yo no estaba en el país”, explicó Zamora.

“Esto ya dejó de ser un tema personal, para convertirse en un tema institucional y lo vamos a empezar así… No puedo hacer más comentarios”, declaró.

Ramírez se presentó  este viernes ante el juez Walter Vargas, titular del Juzgado Quinto Local Penal de Managua, y no hizo comentarios sobre los detalles de la acusación.

En agosto pasado se hicieron públicas las diferencias entre Zamora y Ramírez, cuando Carlos Ponce, director para Americana Latina de la organización Freedom House, mencionó a Zamora como parte de una supuesta lista de funcionarios y empresarios que serían sancionados por el gobierno de Estados Unidos, por corrupción y violación de derechos humanos en Nicaragua.

Zamora señaló a Ramírez de haber ocupado esas declaraciones de Ponce para dañar a su familia, usando las redes sociales. Luego, Zamora presentó una demanda por difamación en contra de Ponce, por lo que este y Freedom House se disculparon públicamente con Zamora, quien desistió de continuar con la demanda.

Ponce se disculpó primero mediante una carta enviada a César Zamora, en la que afirma haber recibido “una información equivocada y al verificarla inmediatamente procedí por diferentes vías a informar de mi error y pedirles disculpas públicas”.