•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Managua tendrá a partir de 2018 un nuevo centro inmobiliario. Se trata de Ofiplaza San Dionisio, una inversión de US$19 millones, con espacios comerciales y oficinas.

Ese complejo de edificios se construye en el costado oeste del Colegio Americano, en la pista Suburbana, a unos 60 metros de la rotonda Universitaria.

Empleos 

Sol Inmobiliaria es la propietaria de ese proyecto, que generará 140 empleos en la fase de construcción, de los cuales 80 son fijos y 60 indirectos. 

Una vez ocupado el complejo, se crearán aproximadamente 800 empleos.

El proyecto —con un diseño contemporáneo— consta de dos fases. La primera está conformada por dos edificios, que en conjunto sumarán 16,300 metros cuadrados de construcción. Uno de ellos será para arrendamiento de oficinas y el otro para módulos comerciales. 

La segunda fase, que actualmente está en proceso de diseño, se trata de dos edificios de oficinas.

Concepto

La idea de combinar un complejo de oficinas con áreas comerciales es para complementar la actividad económica que se desarrollará en el edificio de oficinas, explicó Arturo Chamorro, director de Sol Inmobiliaria.

“El área comercial será el soporte logístico de la población que va a llegar a trabajar ahí. La idea inicial es que como el edificio es de dimensiones considerables va a haber una cantidad de población trabajando ahí  todo los días, se pensó en complementarlo con áreas que puedan satisfacer las necesidades de toda esa población mediante una serie de negocios diversos”, explicó.

El edificio de oficinas, de tres plantas, está diseñado para el establecimiento de 59 oficinas, y el edificio comercial, igualmente de tres plantas, tiene capacidad para 20 módulos, distribuidos equitativamente en dos pisos. El tercer piso está destinado para las oficinas de Sol Inmobiliaria. 

Ambas construcciones cuentan con una planta baja diseñada para estacionamientos.

En los primeros tres meses de 2018, se espera que culmine la primera fase del proyecto. De acuerdo con Chamorro, el edificio de oficinas lleva un avance de entre el 45% y el 50%, mientras que el comercial un 30%.

Flexibilidad

Chamorro explicó que además de ser un complejo de oficinas que tendrá su propia área comercial, la principal ventaja de estos edificios es la flexibilidad de las dimensiones para adaptarse a las necesidades y presupuesto del cliente. 

En el caso de las oficinas van desde 141 metros cuadrados en adelante, mientras los módulos comerciales serán de 40 metros cuadrados a más.

“Una de las ventajas es la flexibilidad, se pueden adquirir los metros que se necesite, siempre hay un mínimo por temas de instalaciones de sistemas contra incendio, por ejemplo. Uno de los grandes problemas de los módulos comerciales es que muchas veces se exceden los metros cuadrados por lo que puede pagar un negocio. Hicimos un estudio y 40 metros cuadrados es bien razonable para cualquier pequeño negocio a instalar”, informó.

Estacionamientos

El edificio contará con 240 espacios para estacionamientos, tres vías de accesos que facilitarán el ingreso al complejo y un pozo propio.

“Está cantidad  (de estacionamientos), relacionada con la ejecución de cuatro edificios, por lo que ahorita en esta primera fase tendremos estacionamiento de sobra cuando ya se completen los dos edificios restantes  llegaremos a lo que nos dice  la norma técnica nicaragüense. Tenemos tres acceso a vehiculares, dos por la pista suburbana y un acceso al costado oeste del Colegio Americano”, dijo.

El director de la inmobiliaria precisó también que la ubicación del complejo es privilegiada, ya que está situada cerca del centro nuevo de Managua y tiene una vista al lago de Managua.

“La (pista) Suburbana es una de las principales arterias de comunicación de entrada desde occidente a Mangua y desde otra gran más de población que vive en carretera Sur. Está estratégicamente bien ubicado. Creemos que este va a ser el inicio de desarrollo de la Suburbana”, aseguró. 

Oferta

Ofiplaza San Dionisio se suma a la oferta de edificios de oficinas de la capital, que buscan satisfacer la necesidad de instalaciones óptimas de los negocios. A criterio de Arturo Chamorro, la oferta de estos complejos aún “está naciendo”.

“Hay poca oferta, hasta ahorita viene naciendo la idea de lugares especializados para poner oficinas. El mercado va dando pautas de cuáles son las necesidades con las ubicaciones y terrenos adecuados tratamos de satisfacer esa necesidad, ya pasaron los tiempos de alquilar una  casita y más o menos acomodarla a la función”, reflexionó.

El sector construcción registró un 9.7% de crecimiento en el primer semestre de este año, ocasionado por mayor área efectivamente construida en la construcción privada,  de acuerdo a estadísticas del Banco Central de Nicaragua (BCN). 

“El tema de la construcción es un  termómetro de la economía, un país que construye es un país que denota crecimiento. Es  uno de las actividades que más dinamiza la economía”, finalizó Chamorro.