•   Nueva Segovia, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Escuela del Café, surgida en el año 2004, adscrita al centro vocacional de Ocotal, será en los próximos meses un referente de ámbito nacional para el sector cafetalero del país, dijo Lizandro Borjas, director del centro adscrito al Instituto Nacional Tecnológico (Inatec).

Ofrecerá carreras técnicas especializadas en toda la cadena del proceso de producción del café hasta su beneficiado y comercialización.

Como despunte, Borjas dijo que ya 14 jóvenes se encuentran pasando sus prácticas en empresas vinculadas al café para recibir su título técnico en agroindustria en café y otros 25 están cursando el primer año. 

El funcionario dijo que en la futura Escuela Nacional del Café se planea impartir las carreras técnicas, además de la agroindustria, agricultura en café y análisis de suelo.

En el diseño organizacional y curricular de la nueva escuela, se invierten 92,680 euros, aportados por UTZ Certified a través de Fundación para el Desarrollo Tecnológico y Forestal de Nicaragua (Funica).

2,000 capacitados 

Con el concepto de escuela del café, de carácter local, ha egresado a 741 personas con certificados de administración de fincas de café, 700 en catación y 555 en barismo.

Borjas recordó que la escuela surgió como parte de las respuestas a la crisis de los precios internacionales del café que entonces oscilaba entre 40 y 50 dólares el quintal. “Los productores abandonaban sus fincas. Nadie quería saber de café. Hoy vivimos otra crisis: las enfermedades y las plagas”, señaló. Añadió que fue fundamental la cooperación internacional, de empresas nacionales y del Inatec.

Por eso, dijo, que ahora le apostaban a la capacitación de los productores para que desarrollen sus fincas como una empresa, manejada con tecnologías y conocimientos, y así puedan incrementar sus niveles productivos y sus ingresos para vivir mejor.

Oswaldo López, funcionario de Funica, aseveró que ha iniciado el proceso de transformación de la escuela con pasos de fortalecimiento organizacional y del personal; revisión curricular y la captación de nuevas demandas del sector cafetalero y de alianzas tanto nacionales como regionales.

Explicó que en las alianzas regionales encaminadas al apoyo académico de la Escuela Nacional del Café se involucrarán otros organismos de Guatemala y Honduras, tal como El Zamorano y universidades del país.