•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La posible llegada de dos sistemas de bajas presiones amenaza con intensificar las lluvias en el país a partir de la próxima semana, según reportes del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

Los sistemas de bajas presiones estarán ubicados uno frente al litoral del Pacífico y el otro frente al litoral Caribe de Nicaragua y Costa Rica, explicó ayer la vicepresidenta Rosario Murillo, citando un informe del Ineter. 

“Hay un fenómeno que está proyectándose: dos sistemas de baja presión que es posible que lleguen a nuestro país a partir del miércoles 25”, detalló Murillo. 

El pasado 3 de octubre un sistema de baja presión se formó frente a las costas de Panamá, luego evolucionó a depresión tropical y se enrumbó a Nicaragua. El fenómeno ingresó al país convertido en la tormenta tropical Nate, dejó al menos 16 muertos y 27,000 familias con algún tipo de afectación por las lluvias  principalmente en Rivas, Granada y Carazo, según reportes oficiales.

El Ineter se mantiene atento a la evolución que puedan presentar estos dos nuevos sistemas de bajas presiones ubicados en los litorales Pacífico y Caribe de Nicaragua, dijo la vicepresidenta Rosario Murillo. 

Onda tropical deja lluvias

Mientras tanto la onda tropical número 38 que ingresó al país la noche del martes continuó desplazándose ayer sobre parte del territorio nacional. Esto provocó lluvias dispersas con intensidades entre ligeras a fuertes, acompañadas de tormentas eléctricas en gran parte del país, principalmente en las regiones del Caribe, según un boletín informativo del Ineter publicado en su sitio web. 

La primera onda tropical de la temporada lluviosa en Nicaragua ingresó al territorio el pasado 27 de mayo a través del Caribe. Desde entonces han ingresado al menos 19 ondas tropicales.