•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Todo hace indicar que el cuerpo encontrado en Las Cuatro Esquinas, de Esquipulas, Managua es del comerciante Dervin Sobalvarro Baldelomar, de 48 años, desaparecido desde el pasado 4 de septiembre, informó ayer el comisionado general Francisco Díaz, subdirector de la Policía Nacional.

Aún se espera el resultado de ADN para sustentar las investigaciones preliminares.

De acuerdo con la información oficial, el comerciante fue cruelmente asesinado el mismo día que desapareció. Y el posible móvil del crimen fue el robo de más de C$40,000. 

Los detenidos son: Miguel Valentín Suazo Valdez, de 26 años, Juan Marcelino Calderón Navas, 25 años, dueño del carro donde se llevaron al comerciante, Wiston Joel Loásiga Requene, de 29 años, este último expolicía. Al cierre de edición también se conoció la captura de Roberto Miranda Martínez, en el barrio 19 de Julio, era el cuidador de la finca donde encontraron el cuerpo.

Los miembros de la banda son calificados por las autoridades como “delincuentes de alta peligrosidad”.

También hay otros implicados que están prófugos: Carlos Sterling Duarte Báez, quien tiene antecedentes de robo con intimidación agravado y es el jefe de la agrupación delincuencial; Byron Vladimir Ruiz Vallecillo y Aquiles Eduardo Mairena Barquero, este último con antecedentes de robo y uso indebido de uniformes y emblemas de la Policía Nacional.

“Estos delincuentes están siendo objetos de búsqueda por todo el sistema de la Policía Nacional, tanto el sistema público como el de inteligencia policial”, reiteró el comisionado general Díaz.

De acuerdo con el subdirector de la Policía se dan cuenta dónde está el cuerpo del comerciante a través del trabajo investigativo e interrogatorio de los agentes a los detenidos “quienes nos llevan al lugar donde lo enterraron”, explicó.

La hipótesis policial es que el móvil fue despojar a Sobalvarro Baldelomar de C$40,000 córdobas que esa tarde llevaba consigo. El comerciante fue intimidado con un arma y obligado a abandonar su camioneta Hilux y subir a un vehículo Honda Civic negro, que fue ocupado en la casa de Juan Marcelino Calderón Navas. Esto ocurrió en los semáforos del Dancing y de ahí lo llevaron a la finca, en el sector de Las Cuatro Esquinas, donde se descubrió el cadáver la tarde del pasado martes.

Los familiares de Dervin Sobalvarro Baldelomar identificaron la ropa y otros objetos que los agentes localizaron junto al cadáver. También se encontraron herramientas para cavar la fosa donde arrojaron el cuerpo entre ellas: dos machetes, una macana, un palín, un rastrillo, un balde, ocho bridas, un saco macen con residuos de cal y cuatro colillas de cigarros.

Familiares

Los familiares de la víctima insisten en que sea mostrada la dentadura para confirmar o descartar que se trata de Dervin, porque tiene algunas particularidades como calzas y un espacio abierto en la parte derecha.

“Necesitamos una prueba concreta, porque las esperanzas son las últimas que se pierden, pero si el Señor así lo quiso, pues vamos a aceptar”, afirmó José Ángel Sobalvarro.

La familia del comerciante aseguró que una vez que tengan los resultados del ADN en sus manos, convocarán a una conferencia para dar a conocer detalles.