•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Roberto Miranda Martínez, cuidador de la finca en Esquipulas donde fue encontrado el cadáver del comerciante Dervin Sobalvarro Baldelomar, fue capturado la noche del pasado jueves en el costado sur del Complejo Judicial, en el barrio 19 de Julio por agentes de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ).

Los vecinos, quienes pidieron el anonimato, confirmaron la detención de Roberto, cuando llegó a visitar a un tío en el barrio antes mencionado, a quien supuestamente le reveló la decisión de entregarse a las autoridades policiales.

También están detenidos: Miguel Valentín Suazo Valdés, Juan Marcelino Calderón Navas y Wiston Joel Loáisiga, expolicía.

La Policía confirmó el jueves que los familiares lograron reconocer la vestimenta del comerciante, aunque se está a la espera de los resultados de ADN que serán entregados el próximo lunes.

Afirman que fue decapitado

Los hermanos del comerciante Dervin Sobalvarro Baldelomar, cuyo cadáver apareció en una finca en Esquipulas el pasado 17 de octubre, denunciaron que aparentemente su hermano fue decapitado y apuñaleado, por lo que exigen a la Policía siga investigando el asesinato.

“Fuimos donde uno de los familiares de los cuatro detenidos y nos dijeron que a él (Dervin) lo decapitaron, le apuñalearon ambas piernas y los costados en la parte trasera…”, reveló José Ángel, hermano de la víctima.

Los hermanos también se mostraron molestos porque la Policía había quedado en llevarlos al Instituto de Medicina Legal para ver el cadáver y confirmar o descartar si se trata de su pariente, pero que es la fecha y no los han llamado. Las autoridades solo mostraron la vestimenta de Dervin Sobalvarro, afirman los familiares.

“Nosotros queremos ver el cuerpo completo de nuestro hermano. Nos dicen que el lunes nos van a entregar todo y el cuerpo sellado, pero no vamos a descansar hasta hacer nuestros propios análisis”, dijo Héctor, otro de los denunciantes.

También mostraron su inconformidad, porque la Policía detuvo a varios clientes de Dervin, a quienes interrogaron de cómo había hecho para tener la distribuidora y las bodegas, hasta llegaron a decirle a su esposa (Belkis Chang) que él iba a aparecer caminando, que creyera en Dios.

Los hermanos aseguran que hace falta un bolso rojo, las tarjetas de crédito, una chequera y un arma de fuego.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus