•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un total de 50 familias de Sabana Grande han creado huertos en el patio de sus casas para su sustento diario y comercializar el excedente de los productos en el vecindario.

Una de ellas es doña Ena Palacios, quien  para condimentar sus comidas solamente sale al patio de su vivienda a cortar apio, perejil y chiltoma. 

Ella asegura que desde hace tres años decidió dedicar un área de 14 varas cuadradas de su patio para sembrar las plantas. 

“Nosotros siempre hemos mantenido el cilantro y la hierbabuena, pero después decidimos comprar tierra más fértil para hacer la siembra. Tenemos más de 30 variedades de plantas”, dijo Palacios Ortiz. 

Además señaló que el año pasado logró cultivar zanahorias, remolachas y otras hortalizas. Sin embargo, los problemas en la columna de su esposo este año impedidieron que el huerto creciera, pues él es su principal ayudante.  El matrimonio de la tercera edad también prepara el abono orgánico que se utiliza para fertilizar la tierra. 

“Para hacer el abono se toma la tierra, se le echa ceniza, estiércol de ganado. Todos los desperdicios de la cocina, así como hojas secas y verdes, cascarilla de arroz, entre otros. Luego esperamos entre 45 y 90 días hasta que se desbarate todo. Lo preparamos una vez al año porque generalmente producimos entre 4 y 6 quintales”, manifestó Palacios Ortiz. 

Por otro lado, expresó que su huerto es muy pequeño y lo que produce es para el consumo familiar. Solamente el cilantro, la hierbabuena y el chile se venden entre el vecindario. 

Un huerto más grande

De igual manera, don José Santos Palacios, hermano de doña Ena, quien tiene un terreno de una manzana y media en el barrio Guardabarranco de Sabana Grande dijo que apenas hace un año empezó su huerto familiar. No obstante durante este tiempo ha logrado sembrar pipián, yuca, ayote, variedades de papaya, plátanos, tomate, chiltoma, chile, frijol de vara, maíz, piña, melón entre otros.

“Lo que producimos es para el consumo de las casas, de las familias. También abastecemos a la población que viene a comprarnos. Nosotros les vendemos a ellos a un costo más bajo que el que se encuentra en el mercado. Vienen las personas a comprar por ejemplo 100 elotes nosotros se los damos a 2 córdobas cada uno”, dijo Palacios. 

Uno de los productos de su huerto que el granjero está comercializando en los mercados populares es el chile habanero, el cual ofrece a 25 córdobas la libra, y en cada corte obtiene 35 libras de dicho producto.  

Además señaló que entre los planes para el próximo año está la instalación de un tanque de agua para que durante el verano el riego sea por goteo. 

Para la creación de los huertos, las familias han tenido la ayuda del Centro de apoyo a Programas y Proyectos (Capri), de quien según Palacios le ha brindado capacitaciones sobre cómo manejar los huertos limpios y que no contaminen el medio ambiente. Además verifican que los frutos estén libres de pesticidas, ya que todo debe ser orgánico. También les envían un técnico agrónomo para que los supervise y les brinde semillas certificadas. 

Tierra fértil

Cabe señalar que hace algunos años las tierras de Sabana Grande fueron dedicadas al cultivo de ajonjolí y maní. Actualmente es un área urbana en el centro y semirrural en su periferia con algunas fábricas. Muchos huertos están ubicados en el área central. 

Por su parte, Carmen Molina, coordinadora del área de Seguridad Alimentaria y Nutricional de Capri dijo que esta organización desde el 2012 ha implementado  acciones de Seguridad Alimentaria y Educación Ambiental en 17 barrios  en los distritos VI y VII de Managua. El trabajo se ha realizado mediante  la capacitación  en técnicas  para el establecimiento de huertos de patio. El proyecto está en su segunda fase y concluye en  noviembre 2018.

“Este proyecto surge al identificar deficiencias nutricionales en la población especialmente en la niñez y  la adolescencia, por lo que el proyecto  incluye además del establecimiento de huertos, procesos  de capacitación en temas de nutrición y el aprendizaje en la elaboración de recetas nutritivas con los vegetales producidos en los huertos. Estos procesos de capacitación se realizan directamente en los patios”, señaló Molina.

Además afirmó que desde el 2012 hasta la fecha, 265 familias en Managua producen vegetales en sus patios, conocen el aporte nutricional de los vegetales y la importancia de consumir alimentos sanos y nutritivos para toda la familia. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus