•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), informó ayer que mantiene vigilancia sobre la posible formación de un fenómeno de bajas presiones sobre las aguas del Caribe Noroccidental, el cual podría desarrollarse en aproximadamente cinco días, generando lluvias de ligeras a moderadas de corta duración en Puerto Cabezas, la desembocadura del Río Coco, el Triángulo Minero y Waspam. 

Ineter destacó que si se llegara a formar un centro ciclónico lo más probable es que este se mueva hacia el Golfo de Honduras y luego al norte o noreste. 

Las bajas presiones son frecuentes entre mayo y noviembre, de acuerdo con el Instituto Meteorológico Nacional (IMN) de Costa Rica, aunque los temporales accionados por estos ciclones son muy comunes entre septiembre y octubre, los cuales han producido grandes inundaciones y daños.END 

¿Bajas presiones?

Este tipo de reportes son comunicados con frecuencia por el Ineter, especialmente durante el período lluvioso. Pero no siempre los términos climatológicos son comprendidos por una gran parte de la población, manifiesta el meteorólogo del centro Humboldt Agustín Moreira. 

Además: Marejada arrasó los nidos de tortugas en La Flor

“La población no domina los términos. Es importante que la gente conozca la diferencia entre una vaguada y una tormenta tropical, por ejemplo. Si decimos que está entrando una vaguada, no tienen de qué preocuparse porque es un temporal rápido que puede durar un día. Mientras que si decimos: estarán ingresando dos ondas tropicales combinadas con una baja presión, pues las ondas tropicales tienen mayor fuerza de viento y mayores precipitaciones que puede afectar grandes extensiones”, explica el meteorólogo.

Ayer mismo, por ejemplo, entró en Centroamérica la onda tropical número 40. Según la Agencia Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de Estados Unidos, estas aparecen desde abril o mayo y continúan surgiendo hasta noviembre. Cada onda aparece por un período de 3 a 4 días, con una longitud de 2,000 a 2,500 kilómetros. Se calcula que en promedio, unas 60 ondas tropicales se generan cada año y todas se forman sobre el norte de África. 

Te interesa: Boaco cuantifica los daños provocados por las lluvias

La importancia de que la población domine las diferentes situaciones climáticas, según Moreira, radica en que la gente podría diferenciar los daños que cada fenómeno natural puede ocasionar y prepararse ante cada evento. “Cada una de las situaciones climáticas o atmosféricas tiene un determinado tiempo de ocurrencia, y una intensidad en relación a las precipitaciones”, refuerza.

Educación

Según Moreira, para que la población logre tener acceso y asuma estos conocimientos, debe hacerse un mayor trabajo educativo, iniciando en los colegios. 

“Estos términos de climatología atmosférica jamás se han explicado en los colegios. Se explican generalidades en las clases de ciencias naturales, pero habría que enfocarse un poco más en esos temas para que la población esté enterada de los conceptos técnicos que cada vez son más rutinarios”, manifestó el experto. 

Otra forma que Moreira estima viable para educar a la gente es la elaboración de cartillas que incluyan la explicación y consecuencias de cada uno de los fenómenos naturales. 

Vaguada

Es una extensión de baja presión atmosférica que se produce cuando una masa de aire húmedo y cálido asciende entre dos sectores de presión mayor con masas de aire más frío. El ascenso del aire húmedo y cálido en la vaguada genera nubes de gran desarrollo vertical con lluvias intensas.

Onda tropical

Es un área alargada de relativa baja presión orientada de norte a sur y empujada hacia el oeste por los vientos alisios. Las ondas tropicales pueden aparecer tan temprano como en abril o mayo, y continúan surgiendo hasta octubre o noviembre. Se les conoce como “ondas del este” porque provienen de África, donde son generadas cada año un promedio de 60 ondas tropicales.

 

Ciclón tropical

En el Atlántico Norte, la temporada de ciclones comienza el 1 de junio y finaliza el 30 de noviembre, alcanzando su mayor intensidad a finales de agosto y en septiembre. En promedio, en cada temporada se registran entre 10 y 15 ciclones tropicales. Los ciclones tropicales se clasifican en tres: Depresión tropical, tormenta tropical y huracán.

Depresión tropical

Ciclón tropical con circulación del viento en superficie en sentido contrario de las manecillas del reloj, con velocidades máximas de hasta 63 km/h.

Tormenta tropical

Ciclón tropical bien organizado de núcleo caliente en el que el viento promedio máximo a nivel de la superficie del mar (velocidad promedio en un minuto) es de 64 a 117 km/h.

Huracán

El huracán es un ciclón tropical de núcleo caliente, en el cual el viento máximo en superficie tiene una fuerza igual o mayor a 118 km/h. Técnicamente el término huracán se usa para los ciclones tropicales del hemisferio norte, al este de la longitud 1800 hasta el meridiano de Greenwich. El término tifón se utiliza para los ciclones tropicales del Pacífico.