•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cristiana Herrera y sus compañeros de la tropa salieron de su natal Masaya hacia Managua. Antes de las 8:00 de la mañana estaba en la estación de bomberos del mercado Roberto Huembes, desde donde marchó hacia el parque del residencial El Dorado, en donde se reuniría con otros niños y jóvenes que integran la Asociación Scout de Nicaragua. Herrera integra la tropa 107 Abry Campbell. Esta locuaz niña de 10 años menciona que aproximadamente hace un mes ella y sus compañeros comenzaron a recolectar elementos de plástico, envolturas y papel con el próposito de reutilizarlos. “Una vez estuvimos en un parque recogiendo botellas. Con el plástico podemos hacer cosas bonitas como figuras, alguna decoración del hogar o para el patio”, dijo Herrera. La menor fue una de las 300 scouts que ayer se reunieron en la capital, como parte del Segundo Festival Ecológico de “Manadas”, que organizaron el Movimiento de Jóvenes Ambientalista y la Asociación Scout de Nicaragua.

Creando conciencia

Karol Barahona, directora de Operaciones de la Asociación Scout, compartió que el evento se enmarcó dentro de la celebración del centenario del movimiento scout en Nicaragua y que además pretendía servir como un tributo a San Francisco de Asís, quien tiene un simbolismo especial para los scouts, porque siempre abogó por el cuidado del medioambiente, un elemento que la organización procura inculcar entre los niños y jóvenes que integran los scouts. “Los niños se han organizado desde meses antes para venir a este festival, en el que estamos recolectando papel, vidrio y plástico”, dijo Barahona. Asimismo en el festival algunos niños presentaron diseños elaborados con material reciclado y presentaron una obra artística alusivas a Francisco de Asís. “En este mes los scouts celebramos a San Francisco de Asís, porque es el patrono de los niños más chiquitos y una de las cosas que promovía era el cuido a la naturaleza, el cuido a los animales y es por ello que también estamos conmemorándolo”, señaló Barahona. 

Por su parte, Radomir Manzanarez, representante de los Jóvenes Ambientalistas, recalcó que este tipo de iniciativas busca continuar fomentando el cuido del medioambiente en las nuevas generaciones, enfocándose en este caso en el cambio de actitud desde los hogares. “La estrategia de las dos organizaciones es iniciar por los niños porque son el mejor vehículo para llegar a la familia, que es el núcleo de la comunidad, y lo que se busca es que queden actitudes positivas de la separación (de basura) desde el hogar”, refirió Manzanarez. Durante la actividad a cada persona que llevó material para reciclar le fue entregado un árbol frutal, como parte de la campaña de reforestación que ambas organizaciones desarrollan.  El festival fue animado con un concierto por el cantautor Mario Montenegro, quien compartió el escenario con los scouts.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus