•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Autoridades sanitarias reportan la muerte de Aleyda Hernández González, de 22 años, a causa de “un aborto complicado, sin controles prenatales”, dijo Rosario Murillo, vicepresidenta de la República este lunes a través de medios oficiales.

La joven fue ingresada el sábado 21 de octubre en el Hospital Departamental de Jinotega; “había tenido sangrado vaginal y mareos el día anterior, y sufrió una caída el mismo día 21 de octubre, y con la caída se completó el aborto, o la pérdida”, señaló Murillo. 

Ella habitaba en el barrio Linda Vista Sur de Jinotega y acudió al hospital en estado de shock, por lo que ingresó a la Unidad de Cuidados Intensivos. “A pesar del tratamiento, no mejoró, y falleció por paro cardíaco respiratorio el domingo. Nuestro abrazo a la familia de Aleyda Hernández González, una hermana que fallece después de haber perdido un bebé, ayer domingo, a los 22 años”, sostuvo la vicepresidenta. 

Según el último boletín epidemiológico publicado por el Ministerio de Salud (Minsa) a través de su sitio web que corresponde al número 41 se reportan 36 casos de muertes maternas. 

Especialistas en Medicina Materno-Fetal indican que las tres causas principales de muerte materna en Nicaragua son por hemorragia, preeclampsia  o eclampsia y las infecciones. 

El año pasado 52 mujeres fallecieron por complicaciones en el parto, según estadísticas del Minsa. La tasa promedio de mortalidad materna es de 38 defunciones por cada 100,000 nacidos en Nicaragua.