•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las probabilidades de que un centro de baja presión estacionado frente al litoral Caribe de Nicaragua se convierta en un ciclón bajaron del 50 % al 40 % en las últimas horas, informó hoy un conglomerado de científicos nicaragüenses.

"La probabilidad de formación ciclónica se redujo a 40% para las próximas 120 horas, debido a que la baja presión se localiza cerca de tierra", informó el grupo de científicos de diversas especialidades, aglomerados en la Red Sismológica de Nicaragua.

El Gobierno nicaragüense ha advertido que el centro de bajas presiones, en combinación con un frente frío que se desplaza desde el norte del continente americano y la zona de convergencia intertropical al oeste de Centroamérica, podría ocasionar intensas lluvias e inundaciones en Nicaragua.

Los científicos prevén que el centro de baja presión se desplace lentamente hacia el norte.

A pesar del debilitamiento de la baja presión, se mantiene la posibilidad de lluvias moderadas a fuertes y dispersas en toda Nicaragua, de acuerdo con la Red de expertos.

Una alerta amarilla se mantiene en vigor en Nicaragua desde el paso de la tormenta tropical Nate, cuyo impacto dejó 16 muertos, miles de damnificados y daños a la infraestructura.