•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham) confirmó que su director ejecutivo Avil Ramírez recibió un permiso indefinido para que se dedique tiempo completo a sus asuntos personales.

El presidente AmCham, Álvaro Rodríguez, negó que Ramírez haya sido separado de cargo. “Se le concedió un permiso de ausencia temporal, para que pueda dedicar el 100% de su tiempo a sus asuntos personales”, explicó Rodríguez.

Sin embargo, fuentes vinculadas a AmCham que pidieron el anonimato, dijeron que la salida indefinida de Ramírez se debe a que este insiste en revivir una demanda contra el empresario César Zamora, lo que la directiva de la cámara consideraba caso cerrado después que un juez lo archivó hace una semana.

El presidente de AmCham dijo que el permiso otorgado a Ramírez  “es por tiempo indefinido, mientras arregla sus problemas personales”, y añadió que su ausencia no causará ningún inconveniente a la institución porque “AmCham tiene una estructura sólida para seguir trabajando”.

El Nuevo Diario consultó a Avil Ramírez, vía telefónica, y respondió que no podía dar explicaciones.

La fuente vinculada a AmCham informó que el pasado lunes 23 de octubre, Ramírez promovió la reapertura del caso por injurias y calumnias contra Zamora, quien es presidente de la Cámara Nicaragüense de la Energía.

El caso habría sido abierto de nuevo, tras la apelación de Ramírez, a pesar de que el juez Mauricio Aráuz, del juzgado V Local Penal de Managua, decretó el 18 octubre el abandono de la querella debido a que el abogado de Ramírez no llegó a la audiencia inicial preliminar.

El Nuevo Diario trató de confirmar ayer si el juez dio paso a la apelación, pero no fue posible; y en el sistema informático del Poder Judicial todavía no estaba disponible el expediente del caso.

La fuente comentó que Ramírez nunca informó a los directivos de AmCham que él apelaría el caso, porque había prometido no apelar para evitarle más problemas a la organización.

Es probable que el juez solicite la presencia de todos los miembros de la junta directiva de AmCham, para declarar, si el juicio es reanudado.

Las diferencias entre Zamora y Ramírez se conocieron en agosto pasado, cuando el empresario señaló a Ramírez de usar las redes sociales para denigrarlo y perjudicar a su familia. 

Carlos Ponce, director del organismo estadounidense Freedom House, dijo en un programa de televisión que Zamora era parte de una lista de nicaragüenses que serían sancionados por Estados Unidos, por supuesta corrupción, lo que Ramírez habría divulgado por redes sociales.

Días después, Ponce y Freedom House ofrecieron disculpas públicas a Zamora, admitiendo haber cometido un error por usar una información incorrecta que alguien de Nicaragua les había suministrado.

En AmCham hay preocupación por este conflicto que está afectando a la cámara, dijo la fuente.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus