•   mana  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El Gobierno de Nicaragua decretó Alerta Roja para los municipios de San Lorenzo, Teustepe, Tipitapa y Granada debido a las afectaciones de las fuertes lluvias que se registran desde ayer por la influencia de dos centros de baja presión y un frente frío, informó hoy la vicepresidenta de la república, Rosario Murillo.

El resto del país permanece en Alerta Amarilla, agregó

“A las 6 de la mañana del día miércoles la zona cercana a la presa de las Canoas se encontraba en 119.5 milímetros, sin embargo después de las lluvias de las últimas 24 horas, llegó a alcanzar un nivel máximo de 123.38, esto quiere decir que se acerca a los 124 milímetros, que se considera como zona de riesgo”, detalló Murillo.

Murillo explicó que si llueve 100 milímetros en las próximas 24 horas se puede elevar el límite de la presa a los niveles máximos de alto riesgo.

“El nivel del Lago Cocibolca se está elevando, lo que crea un efecto de represa en los ríos que desaguan desde la presa de Las Canoas”, dijo Murillo. 

La vicepresidenta también detalló que ante la emergencia, en Malacatoya se atienden a más de 18,850 habitantes de este municipio.

El río Malacatoya se ha desbordado y muchas casas han quedado inundadas, según han informado los propios habitantes de la zona.

“En Tipitapa estamos atendiendo a 200 familias, 700 en San Lorenzo y 350 en las Comunidad de la Cruz”, precisó Murillo.  

Las fuertes lluvias también provocaron apagones en varios municipios del país. En el Caribe Norte de Nicaragua, más de 24 mil familias se encontraban desde ayer sin el servicio de energía eléctrica, el cual fue restablecido la mañana de hoy. 

Las precipitaciones también han causado daños en Waslala, Matiguás, Bocana de Paiwas y San Pedro del Norte.

En estos municipios tropas del segundo  batallón del VI comando militar se movilizaron para evacuar a las personas afectadas por los desbordes de ríos.

En la carretera Matiguás - Muy Muy el tráfico estuvo obstaculizado durante varias horas debido a las fuertes corrientes.

Nicaragua está bajo los efectos de dos sistemas o centros de baja presión, uno en el Pacífico y otro en el Caribe, y también por la entrada de un frente frío. Los tres fenómenos han provocado abundante lluvia desde la madrugada del martes.

Hasta ahora se conoce de la muerte de una persona (una adolescente que intentó crzar un río en Jinotega) y dos desaparecidos.

Este país, además, todavía se repone de los estragos provocados por la tormenta tropical Nate, que dejó a 16 personas muertas y millonarios daños materiales.