•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La banda delincuencial que robó y asesinó al comerciante Dervin Sobalvarro Baldelomar está vinculada a otros dos asesinatos ocurridos recientemente en Managua: el del agente policial que custodiaba la casa de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro y la de un caponero ultimado a balazos en Ticuantepe, informó ayer la Policía Nacional. 

La vinculación fue establecida por la Policía debido a que decomisó, a dicha banda delincuencial, pistolas, escopetas y un fusil cuyos casquillos coinciden con los encontrados en la escena del crimen de los otros dos asesinatos, señaló el comisionado mayor Luis Pérez Olivas, jefe de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ).

Las armas

En un sumidero de un predio baldío ubicado en la comarca Esquipulas, la Policía encontró dos pistolas marca Bersa calibre 9x19 mm borrado, tres escopetas, un fusil AK y un arma automática Mac 11 con su silenciador, detalló el comisionado Pérez Olivas, agregando que todas ellas tenían sus respectivas municiones. 

Las armas fueron escondidas por Javier Antonio Solís, quien está detenido y es tío de Byron Ruiz Vallecillo, uno de los tres sospechosos del crimen del comerciante que aún están prófugos.

Una de las pistolas marca Bersa y el fusil AK encontrados en el sumidero eran propiedad de la Policía Nacional y estaban asignadas a la Dirección de Seguridad Personal. Eran las armas del policía Leonel Eduardo Medrano Rodríguez, de 32 años, quien fue asesinado de un balazo en la cabeza el 25 de agosto a las 4:50 de la mañana.

Además, el Instituto de Criminalística y Ciencias Forenses comprobó que la otra pistola Bersa fue la que disparó el casquillo 9 mm encontrado en la escena del asesinato del agente policial. 

Reconocido

Hasta el momento, la Policía ha detenido a cuatro sujetos relacionados al homicidio de Sobalvarro Baldelomar: Miguel Valentín Suazo Valdez, de 26 años, Juan Marcelino Calderón Navas, de 25 años, el expolicía Winston Joel Loáisiga Requenes, de 29 años, y Roberto Miranda Martínez, cuidador de la finca donde fue encontrado el cadáver del comerciante. 

El expolicía detenido, Winston Loáisiga, fue reconocido por testigos presenciales como la persona que efectuó los dos disparos que ultimaron a Gerald Francisco López Torres, un joven caponero de 21 años. El asesinato se registró el pasado 29 de septiembre a las 7:40 p.m. en el kilómetro 15.5 de la carretera a Ticuantepe. El joven murió de un disparo en el pómulo izquierdo y otro en el tórax.

Aún se encuentran prófugos por el asesinato del comerciante los sospechosos Carlos Sterling Duarte Báez, Byron Ruiz Vallecillo y Aquiles Eduardo Mairena, quienes están circulados. 

El comisionado Pérez Olivas indicó que la Policía continúa con las investigaciones de este caso, puesto que “todavía hay algunas cosas que nos quedan pendientes”.

El próximo miércoles 1 de noviembre a las ocho de la mañana será la audiencia inicial para cuatro de los siete implicados en el secuestro y asesinato del comerciante Dervin Sobalvarro Baldelomar.

Crimen del comerciante

El comerciante Dervin Sobalvarro Baldelomar fue asesinado de varios machetazos la noche del 4 de septiembre. Una hora y diez minutos después de haber sido secuestrado a punta de pistola en una autopista de la capital, según la acusación de la Fiscalía presentada el domingo pasado.

Se presume que las armas que utilizadas para intimidar al comerciante son las mismas encontradas en Esquipulas hace un par de días.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus