•   Chontales, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El cuerpo sin vida de Pedro Padilla, de 40 años de edad, ha sido recuperado hoy en Juigalpa, Chontales, a 2 kilómetros río abajo de donde se ahogó al ser arrastrado por la quebrada El Potrero, carretera a Puerto Dïaz.

Padilla se convierte así en la sexta persona muerta por las lluvias de esta semana en Nicaragua.

El miércoles a eso de la 6 p.m. Padilla fue arrastrado por la corriente de la quebrada El Potrero y su cuerpo ha sido recuperado hasta hoy, a eso de la 6 a.m., por sus familiares, la Defensa Civil y el Ejército de Nicaragua.

Padilla fue arrastrado por la corriente de agua al intentar cruzar un puente. Al parecer, estaba en estado de ebriedad al suceder la tragedia.

Pedro Pablo Padilla, junto a su padre. Mercedes Sequeira/ENDFélix Alejandro Padilla Urbina dijo que su hermano, Pedro, regresaba de trabajar de la finca de su papá cuando al intentar cruzar un puente ocurrió la desgracia.

"Venía de trabajar de la finca de mi papá... Rápido lo siguieron los amigos (cuando fue arrastrado por la corriente) pero fue imposible encontrarlo. Era de noche", relató Félix Alejandro.

Por las intensas lluvias, el gobierno de Nicaragua decretó ayer por la mañna alerta roja para los municipios de San Lorenzo, Teustepe, Tipitapa y Granada.

Por la tarde, la alerta roja se amplió a los municipios de Zelaya Central y el Caribe Sur.

Hasta ayer, las autoridades registraban a cinco personas muertas y dos desaparecidos por las lluvias, pero tras el hallazgo de Padilla, la cifra de fatalidades sube a seis, con una persona sin encontrar.

Esta semana Nicaragua ha estado bajo los efectos de tres fenómenos del clima: dos centros de baja presión (uno en el Caribe y otro en el Pacífico) y un frente frío.

La situación provocó abundante lluvia.

Por otro lado, hoy se confirmó que el centro de baja presión en el Caribe ha pasado a ser la tormenta Selma, que se mantiene frente a las costas de El Salvador y que generará abundante lluvia, nubosidad y fuertes vientos, de acuerdo con los especialistas.

A inicios de octubre, Nicaragua también sufrió otro golpe: Nate dejó al menos 16 personas muertas y daños millonarios. Desde entonces, este país permanece en Alerta Amarilla.

Esta temporada de aguaceros y muertes coincide con el 19 aniversario del paso del huracán Mitch, que dejó miles de muertos en Nicaragua.