•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Que las mujeres con hijos se incorporen a la fuerza laboral depende en gran medida de la disposición que existe en su país de guarderías accesibles y flexibles. La anterior es una de las conclusiones a las que llega el estudio del Fondo de Población para las Naciones Unidas “Mundos aparte”, sobre el estado de la población mundial en 2017 y publicado en este mes. 

El estudio revela que en Nicaragua la tasa de participación de las mujeres en la fuerza de trabajo es del 49%. Es decir, que solo la mitad de las mujeres en edad de trabajar participan activamente en el mercado laboral. 

Aunque el estudio no indica qué porcentaje de esas mujeres son madres o las edades de sus hijos, sí se especifica un dato relevante: solo el 3% de los niños menores de 3 años en Nicaragua están inscritos en guarderías. 

“Si las mujeres que tienen hijos no disfrutan de acceso a servicios de guardería, o si estos son demasiado caros, es posible que se vean obligadas a permanecer al margen de la fuerza de trabajo y renunciar por completo a la obtención de ingresos”, advierte el estudio del UNFPA. 

David Orozco, analista de programas del UNFPA en Nicaragua, señala que “sería una política de gran provecho para la equidad de género, que se puedan seguir fortaleciendo las guarderías para niños menores de 3 años, como las que existían antes (en los años 80) con los CDI (Centros de Desarrollo Infantil)”. 

Según Orozco, esto facilitaría que las mujeres se incorporen al mercado laboral, aumenten sus ingresos y al mismo tiempo aporten al desarrollo económico del país. 

Además de las guarderías, el estudio refleja los efectos positivos en la participación de la mujer en la fuerza de trabajo que pueden tener los horarios de trabajo flexible, la posibilidad de trabajar a tiempo parcial y la concesión de licencias de maternidad. 

Más niños van a guarderías públicas

Otro estudio que aborda el tema, elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y titulado “Educación que rinde: Mujeres, trabajo y cuidado infantil en América Latina y el Caribe”, expone que en Nicaragua la cobertura de los servicios de cuidado infantil formal sobre el total de niños de 0 a 6 años es apenas del 1%. 

En la región, de hecho, es uno de los países con menos cobertura, al igual que Paraguay, El Salvador y Honduras, los cuales tienen menos del 1% de cobertura total. 

Sin embargo, de ese 1% de niños que asisten a guarderías, alrededor del 74% de infantes de 0 a 5 años asiste a servicios públicos de cuidado; el 13% va a servicios privados, el 10% es llevado a centros privados subsidiados y el 3% participa en guarderías de oenegés sin fines de lucro. 

De acuerdo con el estudio del BID, que fue publicado este año, la probabilidad estimada de que un niño asista a un centro privado está directamente asociada al ingreso del hogar. 

Otra cifra reveladora de esta investigación es que el uso de servicios formales de cuidado para niñas y niños de 0 a 5 años es mayor en los hogares con más ingresos. 

Si se analiza por quintil de ingreso (es decir, una separación de la población en cinco grupos, desde el más pobre hasta al más rico), en Nicaragua el 3.2% de los niños de 0 a 5 años pertenecientes al primer quintil (el más pobre) tiene acceso a servicios formales de cuidado, mientras que ese porcentaje se eleva al triple para los niños del quinto quintil (el más rico): a 9.5%. 

En este documento también se refuerza que “el acceso a servicios de cuidado infantil convenientes y de calidad puede modificar las decisiones de participación femenina en la fuerza laboral”, y a su vez aumentar los ingresos y las oportunidades de los hogares, sobre todo en los sectores más vulnerables de la población. 

Se trasladan a pie

El tipo de transporte utilizado para llevar a las niñas y niños desde el hogar al centro de cuidado infantil, según el informe del BID, es en su mayoría a pie. En Nicaragua, el 89% de las madres llevan caminando a sus hijos, el 8% en carro particular, el 7% en transporte público, el 4% en autobús escolar y el 4% en otro medio de transporte como bicicletas, motos o caballos. 

“Estos datos y la evidencia existente sugieren que la distancia al centro de cuidado infantil es un elemento crucial en la decisión de matriculación”, señalan los investigadores del estudio. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus