•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La relación entre las nuevas tecnologías y la educación va más allá de que un niño aprenda a manipular una computadora y a navegar en Internet. Esta relación pasa más bien por generar en los menores un pensamiento crítico y creativo que les prepare para el mundo digital en el que se desenvolverán. Al menos así lo considera Diana Hincapié, gerente de proyectos sociales educativos para Latinoamérica de telefónica Movistar, quien a finales de octubre visitó Nicaragua para participar en el primer Congreso de Tecnología Educativa, que organizó el Ministerio de Educación.

De acuerdo con Hincapié, la digitalización ha generado un crecimiento exponencial, el cuál infortunadamente no ha sido correspondido en las escuelas, por ello se requiere que los centros de enseñanza se reenfoquen hacia las nuevas tecnologías a través de elementos fundamentales, como un liderazgo directivo que las empuje a lograr ese objetivo. “Necesitamos desarrollar las habilidades y ayudar a la escuela para que tenga las destrezas para vivir en la sociedad digital, y esas habilidades y competencias son las que tienen que ver con trabajar el pensamiento crítico, resolución de problemas, creatividad y adicionalmente combinarlos con tecnologías exponenciales como son robótica, impresoras 3D, big data, inteligencia artificial y ver cómo todo eso nos puede ayudar a resolver los grandes problemas que tiene la escuela”, señala Hincapié.

Modificando paradigmas

Así mismo, Hincapié agregó que para dar ese cambio de carril es fundamental que las escuelas estructuren un plan educativo, que esté directamente relacionado hacia el uso de la tecnología; así como la puesta en marcha de metodologías de enseñanza innovadoras, potenciando el aprendizaje emocional de los educandos. “La escuela tiene que ser una constructora de conocimientos, cambia el rol del maestro. El profesor deja de ser el que tiene el conocimiento y la información, ahora el conocimiento lo tienen todos, los niños también le pueden enseñar al profesor y hay un acompañamiento entre pares”, dijo Hincapié. Finalmente la especialista menciona que otra clave a potenciar es la educación personalizada, en la cual el niño deja de estar al servicio del maestro, sino que es el docente quien está disponible para que los estudiantes mejoren su aprendizaje y se empoderen de la digitalización educativa.