•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ochenta y cinco trabajadores de 15 centros de educación técnica de todo el país están recibiendo por primera vez educación a nivel universitario a través de un diplomado virtual en el que busca fortalecer sus capacidades de liderazgo y desempeño profesional. 

El diplomado “Gestión estratégica, desarrollo personal y liderazgo, y técnicas de aprendizaje” es desarrollado  por la Universidad Americana (UAM), en conjunto con la Agencia para el Desarrollo Internacional del Pueblo de los Estados Unidos de América (Usaid).

Brenda Cuadra, coordinadora de educación virtual de la UAM, explicó que el proyecto Aprendo y Emprendo de Usaid brinda apoyo a una red de centros tecnológicos de Nicaragua y para contribuir al fortalecimiento institucional de los centros decidió realizar un diplomado gratuito dirigido tanto a personal administrativo, como a instructores y docentes. 

“Este programa virtual viene a dar respuesta a las necesidades más sentidas de capacitación y actualización que requieren los actores de estos centros tecnológicos y vocacionales, quienes se han venido desempeñando como administrativos, docentes y facilitadores, tanto los que han venido trabajando con el proyecto Aprendo y Emprendo, como aquellos centros tecnológicos miembros de la Red de Educación Tecnológica”, indicó Cuadra.

El diplomado inició el pasado seis de junio y tendrá una duración de un año. Está organizado en tres módulos con 16 cursos, de los cuales ocho han sido completados. 

Según Cuadra, quienes egresen del diplomado tendrán la capacidad de dirigir los centros, aportar a la gestión de cambio, el poder manejar el plan estratégico del centro y hasta la sostenibilidad financiera, “porque estos son centros privados carentes de recursos dado que no reciben fondos públicos”. 

Contentos

Edison Flores, del Colegio Roberto Clemente de Fe y Alegría, en Ciudad Sandino, es uno de los participantes del diplomado. Después de cinco meses en los cursos, ha descubierto que en lo que más sobresale es en el desarrollo financiero de los centros. 

“El diplomado nos ha servido porque nuestro centro no contaba con un fondo propio para poder solventar los gastos del área técnica y con el diplomado hemos podido identificar cuáles son nuestras debilidades, cómo superarlas y cómo plantearnos nuevas metas”, comentó Flores, de 20 años, quien es docente de mecánica automotriz. 

Jonathan Pérez, también es docente en el colegio Fe y Alegría de Ciudad Sandino y forma parte del diplomado. El joven de 19 años destaca el hecho que el diplomado sea virtual “porque me da la oportunidad de seguirme formando a un nivel universitario sin tener que dejar mi trabajo como docente”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus