•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sin importar su falta de visión y en silla de ruedas, Julia Antonia Quintana Laguna, de 61 años, no olvida a quienes fueron su mundo en sus años mozos y en medio del mar de visitantes y vendedores ambulantes, se abrió paso para reencontrarse con sus familiares, en la conmemoración de los Fieles Difuntos.

El bullicio y el movimiento comenzó desde primeras horas de la mañana. Y aunque la diabetes la tiene postrada y prácticamente sin poder ver, doña Julia no falta a la cita que tiene con sus familiares, algo que inculca a sus nietos, la nueva generación que ese día limpió y adornó las lápidas de sus familiares, en el cementerio Oriental. Según datos municipales, este camposanto data de 1959 y hoy está compuesto por 27 mil lotes, donde descansan 90 mil difuntos.

“Visito a mi madrecita, a mi hija, a mi tía, a todita mi familia. Los andamos visitando”, dijo doña Julia, con un ramo de flores en sus manos arrugadas por el tiempo.  

Otro visitante fue Miguel Sáenz, quien por 25 años asiste de tres a cuatro veces al año para visitar a su mamá, su papá, su hermana y su esposa, con quien convivió por 38 años hasta que un infarto los separó. 

“Yo vendo desde 1992. Para mí no hay día específico, pero el 2 (de noviembre) uno tiene planificado venir por la tradición. Vengo con mis hijos”, comentó Sáenz, quien cuenta que ese día hay una enorme ola de visitantes. 

Ellos son parte de los miles de pobladores que este jueves desbordaron los cementerios capitalinos.

Según los guardas de seguridad, desde las 5 de la mañana había pobladores esperando la apertura de los portones, mientras los vendedores por cuenta propia tomaban los lugares más cercanos a los portones para ofrecer su mercadería. Situaciones que ocurren en los cementerios municipales, que son los de mayor tamaño en la capital.

El cementerio general estuvo lleno, sin embargo, el Puertas del Cielo, en el costado sureste de la ciudad, fue de los más concurridos por los comerciantes independientes, por lo cual el cierre de vía se dio desde la entrada de la calle, a dos cuadras del camposanto. 

La tradicional venta de flores estaba combinada con una serie de ofertas, en especial de la gastronomía típica, frutas, así también de todo tipo de refrescos y gaseosas. 

En el interior del cementerio, la oferta de limpieza del monte en lápidas puede ser C$30 lo más barato, aunque un trabajo completo, incluyendo pintura puede ser entre los C$100 o más, nos dice Cristian Antonio Torres, que de sus quince años tiene tres yendo a los cementerios, porque es una buena oportunidad para sacar un buen día de trabajo.

Torres señaló que el Día de los Fieles Difuntos es el único momento del año en que la gente almuerza con su familia en el cementerio y se ve con frecuencia a los mariachis cantando frente a las lápidas. 

“Amor Eterno” o canciones cristianas como “Amigo solo Dios” son algunas de las más pedidas entre las cruces y lápidas, señalan  Carlos y Diego Zavala, miembros del mariachi Las Águilas, quienes cobran la serenata en US$50 y la hora de canciones en US$100.

El cementerio Puertas del Cielo es el más reciente, fundado en 2004. Tiene 15 manzanas de terreno con 12 lotes. Es el único camposanto administrado por la municipalidad que aún tiene espacio disponible, sin embargo, cada año se ve reducido. En un año, más de media manzana que estaba disponible, ya está ocupada.

La secretaria del Concejo Municipal, Reyna Rueda, indicó que anualmente la Alcaldía de Managua dispone de un presupuesto para mantenimiento y se hicieron grandes esfuerzos para que todos los cementerios estuvieran lo más presentable posible para los visitantes.

“Hicimos un plus esfuerzo para que los cementerios estuvieran en condiciones para recibir a los miles de hermanos que asisten a los camposantos. La responsabilidad es grande. Asignamos de nuestro presupuesto C$1 millón anual para el mantenimiento y limpieza permanente. Hay 7 hermanos permanentes, pero para esta fecha hay más de 30 compañeros asignados en cada uno de los cementerios”, dijo Rueda.

Por otra parte, la funcionaria indicó que por el momento no hay necesidad de otro cementerio, ya que en el Distrito V, con el Puertas del Cielo, hay espacio suficiente.

“Hasta el momento no tenemos esa necesidad a lo inmediato, por lo tanto tenemos disponibles lotes en este cementerio para las familias que tengan esta demanda. En su mayoría son familias de escasos recursos a quienes apoyamos desde la Alcaldía. Tengan la plena seguridad de que tanto el Gobierno central como municipal son muy responsables ante las necesidades de la población”, alegó Rueda, comentando que en Managua hay también una docena de cementerios comunales, con quienes se coordinan y articulan para su mantenimiento.

La secretaria del Concejo Municipal indicó que gracias a las obras de mejoras en la infraestructura de los camenterios, la gente está pagando sus impuestos en tiempo y forma. 

“Cada mes, cada año, se suman más las personas que se ponen al día porque la gente ve que sus impuestos se revierten en la mejoría de las familias a través de temas  como el mantenimiento de los cementerios.  La responsabilidad es de todos”, comentó Rueda.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus