•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El obispo de Matagalpa, Rolando Álvarez, elogió hoy la labor del nuncio y arzobispo titular de Aquaviva, Fortunatus Nwachukwu, al conocer que este sábado fue trasladado de Nicaragua para desempeñar el mismo cargo en las Antillas.

Nwachukwu fue trasladado de Nicaragua, tras servir casi cuatro años en el país centroamericano, para representar al Vaticano en Antigua y Barbuda, Barbados, Dominica, Guyana, Jamaica, San Cristóbal y Nevis, San Vicente y Granadina, y Trinidad y Tobago, además de Delegado Apostólico en las Antillas, dijo en un comunicado la Diócesis de Matagalpa, establecida en la zona norte de Nicaragua.

"En nombre de monseñor Rolando Alvarez, obispo de la diócesis de Matagalpa y del pueblo de Dios que peregrina en esta Iglesia particular, agradecemos a monseñor Fortunatus por su amor, entrega y cercanía con este pueblo a quienes con mucha alegría les transmitió el mensaje del Señor", resaltó la diócesis.

No se precisó si el papa Francisco nombró al nuevo nuncio en Nicaragua.

Nwachukwu, nacido en Ntigha, Nigeria, el 10 de mayo de 1960, fue ordenado sacerdote en junio de 1984 y es licenciado en Teología Dogmática y en Derecho Canónico. Habla alemán, árabe, español, francés, hebreo moderno, inglés e italiano.

El arzobispo ingresó en el servicio diplomático de la Santa Sede en julio de 1994, en la Oficina de Naciones Unidas e Instituciones especializadas en Ginebra, Suiza, y en el Departamento de Relaciones con los Estados, de la Secretaría de Estado.

Antes de ser enviado a Nicaragua se desempeñó como jefe de Protocolo de la Secretaría de Estado, desde 2007.