•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Ministerio de Salud (Minsa) informó ayer que se detectó un incremento en los casos de leptospirosis en el país. 

En lo que va de este año, se ha reportado 504 casos de la enfermedad, 20 más que el mismo período del año pasado, cuando se notificó a 484 pacientes, de acuerdo con el informe presentado por el Gobierno central. 

 “Hay un incremento y estamos atendiéndolo”, indicó ayer Rosario Murillo, vicepresidenta de la República. 

De ese total de casos confirmados, 60 fueron detectados en la semana pasada, de acuerdo con los registros del Boletín Epidemiológico semanal del Minsa. 

En época de invierno usualmente se aumenta la cantidad de pacientes con leptospirosis por las inundaciones, puesto que los roedores que transmiten la bacteria suben a lugares altos y contaminan el agua y los alimentos, señaló en entrevistas anteriores el epidemiólogo Leonel Argüello. 

En octubre, que fue el mes más lluvioso, el Minsa reportó a seis nicaragüenses fallecidos por leptospirosis. 

De acuerdo con la información divulgada por la institución sanitaria, la leptospirosis es una enfermedad febril, “hemorrágica, que comienza grave y bruscamente, acompañada de dolores de cabeza, musculares, abdominales, mareos, escalofríos y dolores en las pantorrillas”. 

A inicios de este año, las autoridades de salud indicaron que es necesario mantener limpias las viviendas, evitar que los animales domésticos entren a las casas, no caminar descalzos, ni bañarse en pozas o aguas estancadas y mantener los alimentos tapados.