•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La embajadora de Estados Unidos en Nicaragua, Laura Dogu, dijo hoy que tras el fin del TPS, los nicaragüenses tendrán un año para abandonar suelo estadounidense.

Los nicaragüenses “todavía tienen tiempo y después tienen 12 meses más, un año para preparar su salida de Estados Unidos”, declaró hoy Dogu luego de que una misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) emitiera un informe sobre las elecciones municipales en Nicaragua.

Estados Unidos informó ayer que suspende el TPS a Nicaragua y que la fecha de expiración será el 5 de enero de 2019.

De acuerdo con Dogu, una vez que finalice el TPS, los nicaragüenses contarán con 12 meses para abandonar Estados Unidos.

El TPS es un beneficio migratorio que permite a las personas de determinados países vivir en Estados Unidos.

La medida se aplica a la población de un país que sufre un conflicto armado (guerra civil), desastre natural (terremoto, huracán, epidemia) u otras condiciones extraordinarias de carácter temporal.

Tras suspenderse a Nicaragua, el TPS ha quedado bajo análisis para Honduras y El Salvador, los otros dos países centroamericanos que gozan del privilegio.

Dogu, consultada sobre esta diferencia, explicó que el gobierno de su país analiza a cada país de forma independiente.

“Cada país es distinto, cada país tiene condiciones diferentes y la decisión del Departamento (de Seguridad Nacional) está enfocado en cada país”, dijo Dogu.

El TPS se aprobó para Nicaragua y Honduras tras el paso del poderoso huracán Mitch, en octubre de 1998, el cual dejó muerte y destrucción.

De acuerdo con Dogu, tras 19 años del paso del huracán Mitch, las condiciones han cambiado.

“Aquí en Nicaragua el impacto del huracán Mitch ya ha pasado y los nicaragüenses que viven en Estados Unidos ya pueden regresar a Nicaragua”, precisó la diplomática.

Estados Unidos es el principal destino de los migrantes nicaragüeneses y, por lo tanto, de donde proviene la mayor parte de las remesas, que el año pasado sumaron US$1,200 millones, aproximadamente.