•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

De cara a las festividades del mes de diciembre, la Dirección de Tránsito Nacional regulará las carreteras con acciones específicas dirigidas a la colocación de retenes con radares en 2,500 puntos en las carreteras de todo el país, en función de disminuir la accidentalidad por el exceso de velocidad, informó ayer la comisionada mayor Vilma Reyes, directora de Tránsito.

“Se está revisando cómo nos disponemos, en función de garantizar seguir disminuyendo los fallecidos por accidentes y la peligrosidad de los mismos”, puntualizó. 

Estos puntos donde serán puestos los radares fueron determinados por medio de un análisis de “microlocalización”, es decir, que estarán funcionando en las zonas más críticas y donde más han ocurrido accidentes de tránsito que han provocado víctimas mortales. 

 “Estamos revisando el cumplimiento del plan anual, vamos a orientar nuestras principales acciones en dos sentidos: los motorizados y el estado mecánico; y además el estado de ebriedad y el exceso de velocidad, que son los indicadores que más nos están dando fallecidos por accidentes de tránsito”, precisó Reyes. 

Con el incremento en la afluencia de personas en las vías del país, el operativo de tránsito pretende mantener los planes de agilización en las vías a nivel de las cabeceras departamentales, en especial en los departamentos donde más ocurren accidentes de tráfico, como Matagalpa, Chinandega, León y Masaya; mientras que en Managua los oficiales están “tendidos” en todo el territorio, de acuerdo con los datos oficiales de Tránsito. 

Resultados positivos

Respecto al plan de regulación del tráfico en los perímetros donde estuvieron ubicados los Centros de Cómputos en Managua, el fin de semana pasado durante los comicios municipales, el resultado fue calificado como “positivo”, puesto que no hubo incidentes en 400 metros a la redonda del Consejo Supremo Electoral (CSJ) y distintos recintos universitarios que fueron destinados para esta función, declaró ayer la comisionada mayor Reyes, durante la reunión semanal con jefes de tránsito de todo el país. 

Asímismo, la jefa policial destacó que hasta el día de ayer, los planes policiales han logrado disminuir los índices de peligrosidad en los choques. Entre agosto y octubre, la fatalidad de los accidentes se ha logrado reducir hasta nivelar la cantidad de víctimas este año con las del año pasado, a diferencia del primer semestre, cuando las muertes superaban por más de 60 a la misma fecha del año pasado. 

 En lo que va de este año, 660 personas han fallecido en accidentes en el país, la mayoría de estas han sido motociclistas, mientras que el año pasado habían fallecido 661 personas entre el 1 de enero y el 8 de noviembre, de acuerdo con registros oficiales. 

Aunque no precisó las cifras exactas de choques y lesionados, la jefa policial indicó que ambas cantidades se han reducido en comparación con 2016. 

 “Hemos logrado esa meta, de reducir los fallecidos por accidentes de tránsito. Trabajamos en función de continuar reduciendo los muertos en lo que va del año”, enfatizó. 

En Matagalpa, Sébaco y Chinandega se están implementando planes en conjunto con las iglesias “en función de sensibilizar y hacer un llamado al respeto a las señales de tránsito, a la vida y al cuido de cada uno de nosotros”, agregó la directora de Tránsito.

Seguridad a nivel nacional

Los jefes de Policía de Nicaragua se reunieron ayer en Managua, para analizar los planes de seguridad de fin de año, informó una fuente oficial.

Más de una veintena de jefes policiales, entre directores departamentales y de especialidades, discutieron sobre los planes especiales de fines de noviembre y de diciembre, con el objetivo de que las familias “hagan sus compras en orden, seguridad y con mucha protección policial”, dijo el segundo jefe de la Policía Nacional, Francisco Díaz, a través de medios del Gobierno.

La Policía nicaragüense ejecutará planes de prevención, investigación e inteligencia a partir del 21 de noviembre, cuando los trabajadores del Estado reciban el aguinaldo, afirmó Díaz.

El 7 de diciembre la Policía también ofrecerá seguridad en “La Gritería”, una celebración católica en la que cientos de miles de personas recorren las calles en casi toda Nicaragua, para cantar a la Virgen de la Concepción.

Los planes de seguridad incluyen la vigilancia de los XI Juegos Centroamericanos de Managua, del 3 al 17 de diciembre, que por primera vez se realizarán en Nicaragua.

La estrategia policial, que incluye protección en barrios, mercados, parques, actividades deportivas, religiosas, comerciales y prevención vial, se extenderá el resto del diciembre con las fiestas de Navidad y de fin de año, sostuvo Díaz.

Históricamente, la Policía Nacional destina al menos 13,000 agentes para garantizar la seguridad en días festivos, pero este año el jefe policial no hizo referencia a la cantidad.