•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hoy finaliza el IV Congreso Centroamericano de Yoga que se realiza en el país. El evento se efectuará desde el  viernes en el Centro Cultural Pablo Antonio Cuadra y cuenta con la participación de 25 expositores nicaragüense y 5 nacionales, según Víctor Martínez Flores, director del Instituto de Estudios de Yoga, quien organizó la actividad. 

Además señaló que en los últimos tres años, el congreso se efectuó en la ciudad de Granada, pero este año se decidió realizarlo en la capital para mayor accesibilidad y comodidad de las 200 personas que se estima participarían durante los tres días del evento. 

“Vinieron exponentes de Panamá, El Salvador,  Estados Unidos, Colombia y Venezuela. Tratamos de potenciar mucho lo que es un yoga latino, con nuestra lengua y nuestra sangre; porque pensamos que aquí hay muchísimos maestros”, apuntó Martínez. 

En el congreso se abordaron diferentes aspectos del yoga como: ayurveda, que es medicinal; prenatal;  meditación dinámica, taichí , yoga en su estado más puro, entre otros.

“Nos decidimos por el yoga prenatal porque este le va a ayudar a la mujer que tenga un parto más natural sin necesidad de cesárea ni intervenciones exteriores. La va a tranquilizar porque es un gran trabajo para la mujer ser madre. En cambio el posnatal será para reconstruir el cuerpo, porque después del parto no vuelve a ser el mismo, es para que se vuelva a estabilizar”, afirmó el maestro de yoga. 

Para todos

De igual manera explicó que el yoga  tiene que ver con la flexibilidad de la mente más que del cuerpo. Puede practicarlo una persona obesa, una de noventa o de diez años, es decir cualquiera puede practicar yoga, solamente tiene que renunciar a la comodidad y ser disciplinado en las prácticas. 

“Las acrobacias se pueden conseguir, pero da igual la edad, el cuerpo, la fisiología, simplemente debo de tener la mente abierta y darme cuenta que tengo que adaptar el yoga al cuerpo, no al revés.  Decimos en el yoga ‘si quieres llegar lejos anda despacio’”, sostuvo Martínez. 

Por su parte,  Jacqueline Lozano, quien tiene 23 años, mientras participaba en la actividad, manifestó que practica yoga desde hace 5 años cuando estudiaba en la universidad. Actualmente es maestra de esta disciplina y ayuda a otros como su mamá a mejorar su salud a través de los ejercicios que realizan juntas. 

“Me motivó ver el cambio en su cuerpo, porque mi salud ha mejorado, tengo más fuerza y flexibilidad, y  mi mamá también practica, porque los médicos le dijeron que tenía comprimida una vértebra  de la columna y los médicos le recomendaron el yoga“, afirmó Lozano. 

De igual manera, Maydi Rivas, quien practica yoga desde hace tres años, refirió que sus ejercicios le han dado tranquilidad, elasticidad y le ayuda a bajar de peso, porque para lograr las posiciones y las metas ella trata de comer más saludable.