•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Los tesoros de la Virgen del Hato, desaparecidos hace 10 años, han sido entregados este fin de semana a la presidenta de esa casta, Dora Romero, quien custodiará los bienes de la comunidad indígena por los próximos dos años.

Una serie de pertenencias de la Virgen del Hato, queincluyen prendas de oro y otros materiales preciosos, han sido devueltos por la directiva del 2008, tras una década de diferencias.

El Ministerio de Gobernación y la Alcaldía de El Viejo han sido claves para que la anterior directiva regresara los bienes.

Fue en la propiedad urbana de la Virgen del Hato, situada en El Viejo, donde se reunió la directiva del año 2008, presidida por Magda Romero, para entregar roperos, atriles, cortinas, mantos, tunicelas y joyas.

“Fueron tiempos difíciles en los cuales la fe se puso a prueba. Al llegar una directiva confiable y que goza de respeto de la ciudadanía, decidimos terminar este resguardo de tanto años, para que otras personas custodien bien sus bienes”, dijo Magda Romero en una misiva a los presentes.

Las alhajas de la Virgen son objetos entregados por peregrinos agradecidos. El lote estuvo bajo el cuido de la directiva 2008, la cual entró en desavenencias con otros grupos, haciendo crecer la desconfianza entre sus devotos.

¿En qué consiste el tesoro?

“Entre ellas está la corona de 12 onzas (de oro), decenas de milagros en oro de 14 quilates, entre los que se cuentan cadenas, pulseras, brazaletes, aros, anillos y cantidad de trabajos en forma de pie, de cama, de brazo, de muletas y números, que muchos promesantes dieron en pago a favores recibidos”, dijo Filiberto Meléndez, en representación de la expresidenta Magda Romero, quien se encuentra residiendo en Honduras.

“El Viejo está demostrando por medio de sus hijos que a pesar de los errores y vicisitudes, la paz volvió a reinar entre nosotros, para proseguir una devoción a la Virgen María”, dijo Meléndez, quien fue ovacionado por una treintena de pobladores que fueron testigos de la devolución de los bienes.

Ayer comenzaron a llegar los romeriantes a la hacienda en Hato, cumpliendo 151 años en los cuales generaciones de devotos visitan la propiedad de la centenaria imagen –ubicada en la zona rural – a 45 kilómetros de Chinandega.

Parte de los tesoros de la Virgen del Hato. Carol Munguía/ENDLa centenaria imagen comenzará su periplo por el occidente y pueblos orientales de Masaya a partir del miércoles, cuando cargada en brazos regresará de su hacienda hacia El Viejo, esperando “el tope”, el próximo domingo 19 de noviembre.

Para este lunes se podrán apreciar los pequeños gestos de sus fieles.

“Una anciana con voz cansada cantando una salve, una peregrino que entra de rodillas al encuentro con la imagen, abuelos que transmiten la fe a sus nietos”, dijo Concepción Medina al referirse a la tradicional visita y travesía de los devotos.

La hacienda del Hato estará saturada de personas de todas partes del occidente. Juntos serán testigos de la colocación de la corona, que tiene un peso de 12 onzas y está adornada de piedras de rubí, como de otros accesorios de ese material.

A partir del 19 de diciembre, la Virgen del Hato saldrá hacia Corinto, cumpliendo 74 años de visita pública, para luego seguir pernoctando en cerca de cinco mil hogares en Chinandega, Puerto Morazán, León y Masaya.